Toda vez que los niños pasan más tiempo en casa debido a la pandemia, es fundamental que los papás consideren medidas de prevención en el hogar; la cocina, el baño y el jardín, son las áreas que conllevan mayor riesgo de accidentes.
Ello, debido a que el menor encuentra divertido jugar con agua, fuego, productos químicos, herramientas u objetos que por curiosidad natural, puede introducir en boca, nariz u oídos.
El encargado de prestaciones médicas del IMSS en Aguascalientes, José de Jesús Chávez Martínez, recomienda la supervisión de los adultos, acondicionar espacios aptos para el juego, tener botiquín y teléfonos de emergencias, a la mano.
En recesos escolares y ahora en la emergencia sanitaria por COVID-19, los principales motivos de consulta son contusiones, laceraciones, fracturas, luxaciones, quemaduras, cortaduras, intoxicación y asfixia en menores de tres y hasta 14 años de edad, de ahí la importancia de extremar precauciones.