El Supremo Tribunal de Justicia no está paralizado a pesar de las tres vacantes que registra en este momento y que, por el contrario, representan un desafío que reafirma la capacidad de sus activos porque la justicia se sigue impartiendo, aseguró su presidente Juan Rojas García.

Reconoció que si bien transita un momento de coyuntura que exige esfuerzo y compromiso mayúsculo, el trabajo se está cumpliendo para responder a la demanda social de sus servicios.

En entrevista con El Heraldo, comentó que al seno del STJ se han tomado decisiones respecto a la forma en que se estarán integrando las salas Penal y Civil para la resolución de apelaciones, en tanto se cubren los espacios acéfalos.

También, se ha determinado que en próximas fechas se emitirán las convocatorias respectivas precisamente para cubrir en el menor tiempo posible dos de las tres vacantes y con ello fortalecer la estructura, en función de lo que marca la ley.

En torno a la tercera vacante, que data de hace dos años, tras la salida de Fernando González de Luna, recordó que el procedimiento inició en tiempo y forma, avanzó en la evaluación de los aspirantes y, sin embargo, quedó en suspenso producto de un litigio promovido por una de las participantes.

En ese sentido, dejó en claro que la voluntad e iniciativa de resolución de la controversia suscitada en este caso particular no quedarán a merced de intransigencias, por lo que seguirán buscando la solución pertinente sin menoscabo para la función del STJ.

Por otro lado, Rojas García adelantó que el Poder Judicial del Estado prepara un homenaje a la memoria de la magistrada Edna Lladó Lárraga, tras su deceso a inicios de la semana, en reconocimiento a la labor desarrollada durante casi tres décadas en el servicio judicial.