Con el propósito de que quienes enfrentan dislexia puedan reducirla, el investigador de la UAA, Juan Pedro Salas Cardona, realiza estudios para que mediante el uso de modelos matemáticos, las personas aminoren el impacto de este padecimiento, particularmente en cuanto a los síntomas de confusión y dificultad para reconocer palabras.
De acuerdo a la investigación avanzada, se estima que el 25% de la población que estudia la primaria sufre problemas de lenguaje y la mitad de éstos aproximadamente, logra sobreponerse a los síntomas a través de tratamientos no especializados, como lo son actividades de mayor atención y exposición a dinámicas de lectura; así como dedicar momentos a escuchar y relatar historias.
De acuerdo a ese estudio, la otra mitad de ese 25% de estudiantes de primaria, manifiesta una alta probabilidad de padecer dislexia o algún otro trastorno de lenguaje, esto con base en esos antecedentes.
De manera que los equipos de investigación de la UAA desarrollan los objetos de aprendizaje que se someterán a la interacción con los niños por medio de computadoras y como parte de cursos remediales o de regularización cuya duración es cercana a la media hora.