Elementos de la Policía Municipal tuvieron que intervenir de manera oportuna para evitar alguna tragedia, luego de que atendieron el reporte de un derrumbe parcial de una casa habitación registrada en la colonia Cumbres III, de esa manera no se reportaron personas lesionadas.
Alrededor de las 14:00 horas de ayer, el C-4 Municipal atendió el llamado de auxilio en el que solicitaban la intervención de las autoridades toda vez que en la calle Durazno, se había registrado un derrumbe parcial de una barda ocasionado además un socavón. De esa forma, los oficiales del Destacamento Terán Norte, se trasladaron cuanto antes al lugar, donde al llegar se entrevistaron con quien dijo ser la propietaria de la finca, identificada como Erika Maricela, de 38 años de edad, quien permitió el acceso a los uniformados al interior del domicilio, observando de esa manera en el patio el boquete en el piso y en la barda perimetral cuarteada.
Finalmente, al sitio arribo personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil a bordo de la unidad número UE-59 quienes se hicieron cargo en el lugar de los hechos para una valoración del inmueble y determinar si es habitable o no.