Las celebraciones realizadas con motivo del Día de las Madres, el pasado lunes, podrían traer como consecuencia un ligero repunte de nuevos casos positivos de COVID-19, pronosticó el titular del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes, Miguel Ángel Piza Jiménez.

En entrevista, precisó que, a pesar de que la entidad ha mantenido, en los últimos días, una meseta a la baja, tanto de nuevos contagios como de víctimas mortales, lo que ha conllevado una disminución hospitalaria especializada, autoridades del sector salud se encuentran preparadas para atender, de ser necesario, cualquier eventualidad al respecto.

Recordó que, al igual que sucedió días posteriores a la Semana Santa, cuando el número de nuevos contagios incrementó, en esta ocasión se podría enfrentar una situación similar, por lo que exhortó a las personas, que pudieran presentar sintomatologías, acudir al médico de manera oportuna. Por otro lado, en cuanto al anuncio realizado por autoridades federales, en el sentido de que mujeres embarazadas, a partir de la novena semana, serán incluidas en las jornadas de vacunación contra el COVID-19, Piza Jiménez detalló que, en próximos días, se podrá definir la estrategia local y la fecha para su dosis correspondiente.

“Lo importante es que vamos con una tendencia a la baja, con una meseta que va con menos y menos casos. Por ahí vamos a tener un incremento por motivo del Día de las Madres, pero el rebote de Semana Santa no fue tan grave. Tener un poco más de ochenta pacientes en todos los hospitales del estado es buen indicador”, resaltó.