Nos estamos acabando el agua del Valle de Aguascalientes; la recarga de los acuíferos es menor que la extracción de agua. La Conagua tiene registrados 4 mil 202 títulos de concesión de pozos, en los cuales existen 3 mil 883 anexos que representan pozos adicionales, lo que suma un total de 8 mil 085 fuentes de almacenamiento.

Sólo de los títulos, el municipio capital cuenta con 1,364; Asientos, 577; Cosío, 244; Calvillo, 253, Jesús María, 339, Pabellón de Arteaga, 381 Rincón de Romos, 283; San José de Gracia, 185; Tepezalá, 237; El Llano, 146; San Francisco de los Romo, 192; lo que da un total de los 4 mil 202 títulos citados.

De los 8 mil 085 pozos, se extraen 444.4 millones de metros cúbicos de agua al año, de los cuales se destina prácticamente la mitad para uso agrícola, es decir 226.5 millones de m3; le sigue el uso público urbano con 128.7 millones de m3.

En menor proporción se destina a la actividad agroindustrial, uso doméstico, de servicios, industrial, pecuario.

Si la recarga anual de agua subterránea es de 326.4 millones de m3 y la extracción de 444.4 millones de m3, de acuerdo al Registro Público de Derechos de Agua al 31 de mayo del 220, el déficit anual es de 118 millones de metros cúbicos de agua; si conforme pasen los años y no se reduzca la extracción, ni se eleve el volumen de lluvia o agua tratada para lograr un equilibrio, habrán de secarse las fuentes de almacenamiento y en consecuencia, tendrá que importarse el agua de otros estados.

En la entidad hay cinco acuíferos, el del Valle de Aguascalientes, Valle de Chocolate, El Llano, Venadero, y Valle de Calvillo, cuya disponibilidad media anual de los cinco es de menos 126.3 millones de m3; la descarga natural comprimida, de 8.3 millones de m3; y la recarga media anual, de 326.4 millones de m3.

En cuanto al volumen de extracción de aguas subterráneas, es el siguiente en orden de los acuíferos citados: 338.4 millones de m3, 45.5 millones, 17.6 millones, 1.8 millones y 40.9; en total suman los citados 444.4 millones de m3; el mayor volumen de extracción se da en el Valle de Aguascalientes, a razón del 76% de toda el agua que se extrae en el estado, por lo que urgen recargas con agua tratada, antes de que esta situación haga crisis, es decir, nos obligue a importar agua de acuíferos cercanos, y para ello sería necesaria tubería de conducción, infraestructura que sería muy costosa.