Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuatro jueces federales de la Ciudad de México están incrementando la presión sobre el Gobierno para vacunar contra Covid-19 a menores de 18 años.
Entre el 27 de agosto y el 6 de septiembre, estos jueces concedieron 76 suspensiones para aplicar a por lo menos 89 adolescentes la vacuna de Pfizer-BioNtech, autorizada desde junio por la Cofepris para menores de 12 a 17 años.
Se trata de los jueces Francisco Javier Rebolledo, Laura Gutiérrez de Velasco, Martín Santos Pérez, así como un secretario encargado del Juzgado Décimo en Materia Administrativa, quienes consideran que el Gobierno no ha justificado excluir de la Política Nacional de Vacunación (PNV) a los menores de 18 años, cuyo derecho Constitucional a la salud debe tener prioridad.
Esta semana, solo el juez Rebolledo podría conceder 125 suspensiones adicionales, en amparos en los que requirió a los padres de familias aclaraciones a sus demandas. Uno solo de esos amparos fue presentado por seis familias que buscan vacunar a 10 menores.
Jueces de Naucalpan, Mérida, San Luis Potosí, Mexicali, Querétaro y Veracruz también han otorgado suspensiones, pero la Secretaría de Salud, el IMSS y otras autoridades sanitarias intentan retrasar su cumplimiento, ya sea impugnando, pidiendo prórrogas o alegando que no tienen disponible la Pfizer, la única autorizada en México para menores.
El 3 de septiembre, el Presidente Andrés Manuel López Obrador acusó “una campaña” y una “acción concertada” para esos amparos, que hay “intereses de las farmacéuticas”, y que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha recomendado vacunar a menores.