Para la presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias Mexicana, Érika Muñoz Vidrio, no es viable que haya un nuevo cierre de empresas a causa de la cuarta oleada del COVID-19 que afecta ya a Aguascalientes, dado que ello implicaría el quiebre de algunas de ellas, las cuales no soportarían una medida de tal magnitud.
En conferencia de prensa tras la realización de la asamblea mensual de socias de MEMAC, Muñoz Vidrio consideró que un cierre total de las empresas no sería bueno para ninguno, por lo que las medidas que anuncie el Gobierno del Estado a aplicarse a partir de la próxima semana serán para robustecer y que haya menos aforos en restaurantes o algunos de los negocios o también se vuelva a los horarios recortados en ciertos establecimientos, “pero creo que hablar de un cierre no lo veo muy viable, y no creo que lo vaya a haber, dado que otro cierre implicaría el quiebre de algunas empresas, es lo más seguro”.
Recordó que el año pasado muchas empresas se vieron en la necesidad de solicitar algunos apoyos financieros para solventar sus gastos y su capital de trabajo, por lo que no sería sano en muchas empresas soportar un cierre total.
Por lo anterior, dijo que es mejor ajustarnos todos a las medidas que dicten las autoridades para generar condiciones favorables y echarnos todos la mano para salir adelante. “Vivimos en una sociedad donde todos tenemos que cooperar, donde nos estamos uniendo, estas condiciones y estos tiempos nos han permitido unirnos y trabajar gobierno, iniciativa privada, sociedad y todos para salir adelante en conjunto”.
Estableció que a dos años de la pandemia, muchas empresarias socias de MEMAC no han podido salir adelante y la mayoría siguen haciendo ajustes, diversificando actividades y buscando la manera de salir adelante “porque somos al final del día, fuentes de empleo y también dependen de nosotros familias de lo que nosotros generamos”.
Apuntó que evidentemente el 2022 se presenta como un año muy retador dado que todavía nos estamos enfrentando a situaciones que salen de nuestro control, ya que nos encontramos dentro de la cuarta oleada de contagios por COVID-19, por lo que las empresas deberán ser más mesuradas en sus finanzas y también extremar las medidas de higiene y sanitarias al interior de las mismas para evitar en gran medida contagios y ausentismos, dado que eso se va a traducir en mermas económicas para las empresas.

¡Participa con tu opinión!