El presidente local de la Cámara Nacional de Pasaje y Turismo, Carlos Cruz Reyes, informó que los servicios de este sector se desplomaron en un 95% y continúan sin reactivarse, por lo que habrá que esperar para conocer cuántas empresas seguirán prestando servicio una vez que se autorice a la ciudadanía a movilizarse por cuestiones de esparcimiento.
Señaló que este organismo camaral ha estado apoyando a las empresas a tratar de sortear la crisis vigente al haberse cerrado la posibilidad de viajar a los destinos contratados por los clientes a través de unidades para servicio particular.
Además se ha estado trabajando para detectar y contener a todas esas empresas de transporte de pasaje y turismo que prestan servicios de manera irregular y que representan un riesgo para los usuarios, porque no se encuentran alineados a los protocolos de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte y de las propias secretarías de Seguridad pública.
En estos tiempos de contingencia sanitaria, la Cámara Nacional de Pasaje y Turismo se encuentra obligada a notificar a aquellas empresas que prestan un servicio a la población, por los riesgos que representa, los cuales se complican cuando se trata de negocios que no están autorizados por la autoridad competente.
Carlos Cruz Reyes sostuvo que las empresas formales que promueven el turismo en México, los dos últimos meses han sido una verdadera tragedia, ya que el 90 o 95% se han quedado paradas por la sencilla razón de que la gente dejó de solicitar el servicio, se acabaron las excursiones, no más las peregrinaciones con un sentido religioso, ni viajes familiares o de amigos.
Finalmente, el dirigente camaral aseveró que el recuento de los daños se estará dando a conocer en las siguientes semanas, pero lo más importante será observar quién continuará prestando el servicio a la población de Aguascalientes.