El director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial, Alberto Aldape Barrios, aseveró que la tardanza en las devoluciones de impuestos a las empresas ha comenzado a generar una merma seria de liquidez en el aparato productivo local, ante la imposibilidad de hacer la compensación universal del ISR e IVA.

Aseveró que el SAT endurece su política de devolución de impuestos, primero porque requiere recursos para sacar adelante sus programas de asistencia social del Gobierno Federal, en segundo lugar porque con la nueva ley de confianza ciudadana se espera que sea mucho menor el número de devoluciones que se den con respecto a las declaraciones anuales.

“Eso ha impactado tanto a las empresas como a las personas físicas, pero lo más importante es que los nuevos esquemas de recaudación fiscal provocan que muchos negocios tengan problemas de liquidez y cuando tienen saldos a favor y lo solicitan, se registra un retraso importante de la autoridad para regresar los impuestos, lo que merma la disposición de efectivo de la IP”.

Además, el Gobierno Federal espera por la Ley de Confianza Ciudadana, la cual continúa en el Congreso de la Unión para su análisis y autorización, a través de la cual no sólo se abordarán temas hacendarios, sino de las dependencias como Protección Civil, para asegurarse de que todos los trabajadores cuenten con seguridad social.

“Se busca que no haya tantas revisiones e inspecciones en la Secretaría del Trabajo, del IMSS, de la SHCP, a fin de confiar en que se cumple con la ley de confianza ciudadana, en donde toda la gente debe estar lista para cumplirla para evitar situaciones de pago de dadivas a inspecciones, es decir actos de corrupción”.

Indicó que ley es positiva para el combate a la corrupción vía mordidas. Esta normatividad será muy buena para los empresarios que verdaderamente tienen empresa y que no se aprovechan de lagunas en la ley o que quieren obtener márgenes adicionales al quitarles derechos a sus trabajadores.

Por su lado, los ciudadanos deberán saber que respetando y cumpliendo las normas y leyes no tendrán que otorgar dádivas para obtener un acta de nacimiento, un permiso de uso de suelo o cualquier otro trámite que requieran realizar ante los diferentes órdenes de Gobierno.

Finalmente, señaló que aquellos ciudadanos que no respeten esta ley entrarían a un buró y serían sujetos a revisiones periódicas por parte de la autoridad.