El gobernador Martín Orozco Sandoval reconoció a los empresarios y el esfuerzo que han hecho para dar sustento a sus empleados, y anunció que en retribución no pagarán en este tiempo el Impuesto Sobre la Nómina a fin de que tengan; “ya después se pondrán al corriente”, acotó.

Indicó que con el apoyo de Sedeso se integró un padrón de 17 mil 500 familias que están en condiciones de vulnerabilidad económica, a las que se les podrá apoyar en una primera etapa, sólo a una parte de ellas, con 4 mil pesos para que puedan salir adelante en este mes de abril.

“Por lo pronto se ha empezado a atender a choferes, boleros, meseros, camaristas, cantineros y otros, pues también se debe tomar en cuenta a los que se quedaron desempleados en marzo y que también necesitarán atención”.

Los que no alcancen apoyo económico lo tendrán con la dotación de despensas y esperarán una segunda etapa para recibir ya sea dinero u otros estímulos producto de aportaciones de los funcionarios estatales que están donando de su salario y a los que encabeza con un depósito de 100 mil pesos mientras dure la contingencia, así como la colaboración de empresarios y sociedad que está en condiciones o voluntad de aportar.