Claudia Guerrero 
Agencia Reforma

CDMX.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que los empresarios de energías renovables deberían quedarse callados y actuar con prudencia, tras considerar que hubo negocios al amparo del poder y un saqueo a costa del erario en materia energética en el País.

“Me da hasta pena y ojalá y entendieran que ya es tiempo de un cambio y que no estén defendiendo lo indefendible, porque además puede ser que engañen a algunos pero no van a engañar a todo el pueblo.

“Deberían actuar con prudencia, quedarse callados, incluso hacer, si no ofrecen disculpas, hacer el compromiso de que van a actuar de otra manera, que no lo van a volver a hacer porque quieren ser empresarios con dimensión social”, señaló en conferencia.

El Mandatario federal consideró que, al “hacer a un lado” a las plantas hidroeléctricas de la CFE y dar prioridad a la energía que generaron los particulares, las empresas lograron ganancias excesivas, pero su Gobierno no permitirá que continúe el saqueo.

“Fueron negocios al amparo del poder. Para que aumentara el precio de la luz y nos costará a todos, ¿saben que hicieron? Se decidió , hablando de energías renovables y limpias que las hidroeléctricas de la Comisión Federal de Electricidad subieran energía a la red hasta el final, después de que subían energía las empresas particulares con subsidios, por eso la hidroeléctricas están subutilizadas.

“¿Y qué las hidroeléctricas no son plantas de generación de energía limpia y sustentable? Nada más que como eran de la CFE se les hizo a un lado, entonces, ¿qué fue lo que se fomentó? La energía eólica. Resulta que a la energía eólica, que es importante, se privatiza y se la da un subsidio, entonces, como estamos buscando que haya equidad y que no saquen ganancias excesivas a costa del erario, entonces dicen que no se respeta el medio ambiente, no, lo que queremos es que sigan saqueando, robando”, afirmó.