Emprenderán cruzada contra el desprestigio

Con trabajo profesional y acabando con los abusos que muchas veces han llegado a cometer abogados hacia sus clientes, se buscará cambiar la reputación y acabar con la imagen que se tiene de este gremio al llamarles “abogangsters”, “charlatanes” o “coyotes”.

Así lo manifestó el presidente en el país de la Cámara Nacional de la Confederación de Colegios y Asociaciones de Abogados de México (CONCAAM), Carlos Macedo Aguilar, durante su estancia en la entidad, y aseveró que se hará el esfuerzo por cambiar la reputación que se tiene sobre ellos.

Por parte de la CONCAAM se impulsará una campaña por todo el país para acabar con la imagen de abusivos, pues si bien algunos de este gremio han cometido ese tipo de actos, son más los que pugnan por la legalidad.

“Tiene que notarse el cambio que ahora se tiene con el nuevo Sistema de Justicia, de ahí que ya no debe haber charlatanes en la abogacía, sino verdaderos licenciados en derecho que aboguen por la gente que necesita de su servicio profesional y no que abusen de su ignorancia en las leyes”.

Por lo que respecta a la CONCAAM, comentó que de tener denuncias documentadas y probadas de alguno de los agremiados que incurra en esas faltas, se le expulsará y hará la denuncia pública, pues no permitirán que ese tipo de gente ensucie la labor de un abogado, en el servicio público o litigante.

ACLARANDO. El presidente de esta Confederación de Abogados con presencia en todo el país, aprovechó su estancia en la entidad para dejar en claro una situación en la que se vio involucrado en agosto de este año, con la extraña muerte de la conocida abogada Eli Mares ocurrida en un hotel del centro de la ciudad. Semanas antes de su fallecimiento, denunció a través de las redes sociales una presunta amenaza hacia ella por parte de Macedo Aguilar.

Dijo que él no hizo tal amenaza y por eso es que la autoridad no lo involucró; además, aclaró que ella no pertenecía a esta organización como también se presumió, sin embargo está dispuesto a permitir que la autoridad continúe con la investigación conducente.