Este domingo se llevó a cabo una edición más del clásico inglés entre los equipos de Liverpool y Manchester United, con un valor agregado ya que ambos equipos ocupan los primeros dos lugares de la tabla, así que una victoria era crucial en su búsqueda del campeonato.
Después de 90 minutos llenos de intensidad, ninguno de los dos equipos pudo marcar en Anfield, por lo que los dos mejores equipos de la Premier dividieron puntos, algo que beneficia en mayor medida al Manchester City, ya que al tener aún partidos pendientes, los de Guardiola podrían tomar la delantera en las próximas semanas.
El estilo de juego del Liverpool fue igual al de siempre, bastante explosivo en ataque e intentando sorprender a velocidad o a balón parado, mientras que los de Manchester tuvieron una mejor labor defensiva, anulando el poder del tridente red conformado por Salah, Mané y Firmino.
Por otro lado, cabe señalara que el Liverpool jugó sin centrales natos, poniendo en la defensa a Henderson y Fabinho ante la ausencia de sus centrales, Van Dijk, Gomez y Matip, por lo que los de Manchester trataron de aprovechar esta desventaja de los Reds.
El más destacado del encuentro fue Bruno Fernandes, quien tuvo al menos dos jugadas claras que pudieron terminar en gol, pero del otro lado el arquero de Liverpool, Alisson Becker, evitó a toda costa el gol de los rivales, atajando dos disparos claros, uno de Bruno y otro de Pogba, a escasos metros del arco.
En más resultados de ayer, el Tottenham salió victorioso del campo del Sheffield al ganar 1-3 con goles de Aurier, Harry Kane y Ndombélé, mientras que el Manchester City goleó en casa al Crystal Palace con un doblete de John Stones, un gol de Gundogan y otro más de Sterling.
Con estos resultados el Manchester United sigue de líder en solitario con 37 puntos, seguidos por el Manchester City y Leicester, ambos con 35, aunque los Citizens tienen un duelo pendiente; el Liverpool bajó hasta el cuarto puesto al sumar 34 unidades, mientras que el Tottenham completa los puestos europeos al sumar 33 puntos.