El segundo encuentro del día de la NBA que tiene su época más importante con los playoffs, se convirtió en un cambio total para la serie que ahora no se sabe qué rumbo tomará. Los Lakers llegaban con ventaja de 2-1 ante los Suns y jugando en casa podían dar un paso más a la siguiente ronda, pero sufrieron una lesión inesperada que puede cambiar su suerte para el resto del torneo.
Durante los dos primeros cuartos la paridad se mantuvo en ambas quintetas. LeBron James inició con fuerza el juego, consiguiendo puntos con triples y un par de clavadas espectaculares, mientras que Chris Paul volvió a su nivel luego de un par de juegos malos debido a una lesión en el hombro. El marcador se mantenía con una pequeña diferencia, hasta que intentando tomar un rebote Anthony Davis se quedó tirado en la duela tomándose la ingle, la estrella de los Lakers terminó el segundo cuarto, pero no volvió a jugar después en una baja que preocupa nuevamente a los campeones reinantes que podrían perder a una de sus piezas más importantes.
Los Suns se fueron arriba por cinco puntos luego de la lesión de Davis y en el tercer cuarto consiguieron un parcial excelente, superando por 12 unidades a los Lakers que dependían demasiado de LeBron. En el inicio del cuarto período la diferencia se extendió a más de 20 puntos y Phoenix se encaminaba a empatar la serie. LeBron contestó con minutos a su máximo nivel, logrando recortar la distancia hasta siete puntos, faltando cuatro minutos, pero no fue suficiente con algunas jugadas grandiosas de Paul y Crowder que le pusieron hielo al partido.
Phoenix se quedó con la victoria 92-100, logrando poner la serie a dos juegos por bando. En esta ocasión Chris Paul fue la figura con 18 puntos y 9 asistencias, además de un control de juego sobresaliente que fue apoyado por DeAndre Ayton que aportó doble-doble con 14 puntos y 17 rebotes. Para los Lakers, con 25 puntos y 12 rebotes LeBron fue lo más destacado, pero concentrarán todas sus fuerzas en saber si Davis podrá jugar en el quinto partido que será el próximo martes por la noche de vuelta en Phoenix.