Un joven ingirió una importante cantidad de medicamento controlado con la intención de suicidarse, aunque no logró su objetivo ante una rápida respuesta de policías preventivos de Aguascalientes que acudieron al llamado de los familiares.
Fue a las 15:45 horas, cuando se reportó al C-4 Municipal que se había registrado un intento de suicidio en un domicilio ubicado en la calle San Miguel El Alto, en la colonia Fátima.
Una mujer de nombre Celia, de 48 años, reportó que su hijo Ramiro, de 22 años, había ingerido varias pastillas psicotrópicas y se encontraba inconsciente. Los oficiales del Destacamento “Pocitos” de la SSPM le brindaron los primeros auxilios y lograron que momentos después comenzara a reaccionar.
Momentos después llegó la ambulancia ECO-431 del ISSEA, cuyos paramédicos luego de valorar al joven, determinaron que se encontraba estable y no requería ser trasladado a algún hospital, haciéndose cargo del paciente los mismos familiares.