MONTERREY, N. L.- Monterrey fue testigo anoche del emotivo regreso de Ximena Sariñana a los escenarios.
Con una alegría que se percibió en su rostro toda la noche, la cantautora tapatía ofreció su primer concierto masivo después de que la pandemia la obligara a suspender sus shows.
Eran las 21:30 horas cuando comenzó a sonar Nostalgia, de su último álbum Amor Adolescente, y ella apareció en el escenario de la Explanada de los Héroes, ante casi 3 mil asistentes.
«Éste es el primer show que hacemos para muchísima gente», dijo Ximena entre lágrimas de emoción.
«Compartirlo con ustedes es muy bonito. No pensé que me fuera a emocionar tanto».
El espectáculo se realizó dentro de las actividades del Festival Internacional de Santa Lucía.
Nominada al Grammy y a los Latin Grammy, la cantante lució un conjunto en color fucsia que complementó con cinto y botines negros.
La mayoría de los temas que interpretó fueron de su más reciente producción discográfica, que lanzó el pasado viernes. Algunos de ellos, por primera vez, los cantó en vivo.
Sonaron después La Vida No es Fácil, de su disco No Todo Lo Puedes Dar, Si Tú Te Vas, TBT 4 EVER y A No Llorar.
Entre cada canción, Sariñana tomaba un momento para platicar con su público. Las sonrisas nunca desaparecieron de su rostro y, en varias ocasiones, expresó lo contenta que estaba.
También interpretó Una Vez Más, Cobarde, El Amor Más Grande y Mediocre». (Dalia Gutiérrez/Agencia Reforma)