Diego Martínez / Agencia Reforma

CDMX.- Un compromiso mayúsculo implica una responsabilidad de 24 horas al día. Los casi dos meses de confinamiento domiciliario que lleva en Madrid el coach Ramón Díaz han sido aprovechados por él para trabajar en la construcción de los Capitanes de la CDMX que debutaran la próxima campaña en la G League estadounidense.

Díaz, quien recibió el espaldarazo de la directiva capitalina para seguir en el banquillo, se emociona al imaginar cómo será el primer duelo de los Capitanes como local en el Juan de la Barrera.

“Lo pienso y me emociono. Creo que es un premio para todos por el trabajo que hemos hecho… llevamos cuatro o cinco años trabajando en este proyecto, y es un premio para todos, y no hay cosa más bonita que sentir a los aficionados cerca de uno, y los aficionados de Capitanes lo han demostrado cuando hemos ganado y perdido, y es una responsabilidad muy grande, pues Capitanes no viene a pasear a la G League, viene a competir, creemos que podemos competir con el mejor baloncesto del mundo e intentar por todo los medios que así sea”, remarca Díaz.

Capitanes se convertirá en la franquicia 29 de la G League (antesala de la NBA), que ahora se expande más allá de EU y Canadá. En la Liga Nacional de Basquetbol Profesional, LNBP, el conjunto capitalino participo en las últimas tres temporadas y consiguió dos subcampeonatos.

 

Exprime a la cuarentena

Estoy desesperado por la situación, pero me faltan horas. Yo en particular, y mi staff, le estamos dedicando mucho tiempo al estudio de la G League en sí. Cómo se juega, formas y estilos ofensivos y defensivos. Qué tipo de jugadores son los que encajan más en ese tipo de juego… adaptarnos de la mejor manera posible, y aparte de eso, también estamos muy delicados al ‘big data’. Creo que ahora mismo el mundo en el que vivimos y en la época en la que vivimos, los números dicen muchas cosas, y está a la orden del día, si quieres mejorar en rendimiento y toma de decisiones de tu equipo, la estadística avanzada te hace mejorar mucho, y estamos dedicándole muchas horas a esas dos partes.

 

G League vs. LNBP

Lo primero que tenemos que hacer es un cambio de mentalidad. Está claro que el tipo de juego que se hace en la LNBP, el tipo de la G League o FIBA, son tres baloncestos diferentes.

El éxito está en aportar lo mejor de cada uno de ellos, y a qué me refiero con esto: Si en la G League vemos un tipo de juego donde predomina lo atlético o de muchas posiciones, rápido, donde abunda el tiro de tres, está claro que eso tiene una parte importante en el juego, y a eso hay que añadirle el factor FIBA, que es mi filosofía de juego, mi enseñanza, la de crear un sistema defensivo que se pueda adaptar a ese tipo de condiciones de la G League, y a aparte añadirle el jugador mexicano o latino que tiene talento natural bastante elevado, pero que a la vez es un poco anárquico. Creo que esa fusión de ideas es lo que nos puede dar el éxito en este proyecto.

Tenemos que ver esto como proyecto. Yo voy a trabajar para hacer a Capitanes campeón, pero voy a ser consciente que es complicado en una liga nueva, mi objetivo es competir, demostrar a la NBA, G League que el equipo latino y México pude competirle al tú por tú.