CDMX.- Durante su distanciamiento de los escenarios, que ha durado año y medio, Alejandro Fernández cumplió 50 años y disfrutó de un inédito período con su familia, pero eso no lo domó.
Hoy “El Potrillo” asegura tener tanta emoción por cantar que volverá pronto con rienda suelta.
El intérprete de “Me Dediqué a Perderte” toma como un símbolo de esperanza para un regreso de cierta normalidad, gracias a las vacunas, la gira de 21 fechas en EU que iniciará en septiembre en Reno.
“¡Me siento feliz, muy feliz de regresar! Van a ser regresos épicos, tanto para el cantante como para el público. Hay una energía muy grande, se siente, de estar en contacto ya en conciertos.
“Fue de los rubros más castigados en la pandemia. Yo nunca había parado por tanto tiempo y ahora veo al final la luz”, compartió el cantante en entrevista virtual.
Sus shows son con su disco Hecho en México (2020), su retorno al mariachi con el que ganó un Latin Grammy, le dio una nominación al Grammy americano y llegó a la primera posición del listado de álbum latino de Billboard.
Si bien agradece que la gente tuvo tiempo para conocer los temas de su material, quiso mantener la frescura al añadirle tres canciones, que incluyen una nueva versión de “No lo Beses”, himno aclamado por sus fans que aún le mueve emociones.
Aunque 21 fechas para su gira del retorno parecen ser muchas, el intérprete opina que no necesariamente volverá al ajetreo que era su carrera pre pandemia.
El “Potrillo” ve sus fechas en Las Vegas 15 y 16 de septiembre como algunas de las más significativas de su gira, porque le devuelven una tradición que echaba en falta. (Mauricio Ángel/Agencia Reforma)