Aline Corpus
Agencia Reforma

TIJUANA, BC.-El Gobierno de Estados Unidos lanzó ayer una alerta ante la posibilidad de enfrentamientos entre organizaciones criminales y fuerzas de seguridad mexicanas en Tijuana y Playas de Rosarito, Baja California, tras la detención el pasado fin de semana de un líder del Cártel de Sinaloa.
«Los ciudadanos estadounidenses deben esperar encontrar una mayor presencia policial mexicana en esas áreas», señaló el mensaje del Departamento de Estado de Estados Unidos.
«Los asesinatos de organizaciones criminales y las disputas territoriales pueden provocar que los transeúntes resulten heridos o muertos. El aviso de viaje del Departamento de Estado para Baja California es de nivel 3: Reconsidere viajar debido a delitos y secuestros», agregó.
El pasado sábado se reportó la detención de Luis Héctor Herrera o Héctor Infante, alias «El Tolín Infante», presunto operador del Cártel de Sinaloa encabezado por Ismael «El Mayo» Zambada, a través de una célula dedicada al trasiego de droga en el valle de Mexicali.
Tras una balacera en la que un menor de 5 años fue herido por arma de fuego y un hombre resultó muerto, el líder del Cártel de Sinaloa fue aprehendido frente al Palacio Municipal cuando llevaba a su hijo al hospital.
Pese al arresto, y de acuerdo con la Fiscalía General, el niño fue asistido de emergencia y se encuentra estable.