José de Jesús López de Lara

Durante un operativo llevado a cabo el pasado lunes por la noche en el fraccionamiento Chicahuales II, municipio de Jesús María, fueron rescatados 72 migrantes centroamericanos, además de que una mujer, que fue señalada de encargarse del cuidado de los indocumentados, fue arrestada.
Fue gracias a una denuncia anónima que los policías preventivos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Jesús María, encabezados por su titular Georgina Tiscareño de Lira y el comandante Crispín Jesús Orozco Jiménez, director Operativo, irrumpieron en una bodega ubicada en la calle Venaderos, donde localizó al grupo de indocumentados.
Durante el despliegue policiaco fue detenida una mujer identificada como Sandra Daniela, alias “La Madrina”, de 39 años, quien tenía encerrados en la bodega a los 72 centroamericanos.
Del total de personas aseguradas, 44 son del sexo masculino, 15 del sexo femenino y cuatro adolescentes de 17 años, siendo dos mujeres y dos hombres.
Estas personas, que señalaron estar como indocumentados en territorio mexicano y que su destino era los Estados Unidos, son originarias de Guatemala (52), Nicaragua (14), Honduras (3) y El Salvador (2), además de que un hombre dijo ser de nacionalidad chilena.
Al lugar del hallazgo acudieron a brindar apoyo elementos de la Guardia Nacional y policías estatales, además de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM). Asimismo, acudió personal de Protección Civil de Jesús María y ambulancias del ISSEA, cuyos paramédicos valoraron a los migrantes para verificar su estado de salud.
Un total de 51 personas indocumentadas fueron trasladadas al edificio del INM ubicado en el Blvd. Chicahuales, fraccionamiento Corral de Barranco, municipio de Jesús María, a fin de realizar los trámites para repatriarlos a su lugar de origen; mientras que los otros 21 centroamericanos fueron canalizados al Centro de Integración Familiar.
Por su parte, la detenida, Sandra Daniela, fue trasladada al edificio de la Fiscalía General de la República en Aguascalientes, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público Federal, acusada del delito de tráfico de migrantes.
Mientras tanto, la bodega donde fueron localizados los indocumentados, quedó asegurada y bajo custodia de policías preventivos de Jesús María.