Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ordenó embargar cuentas bancarias de la empresa Alsea, para garantizar el pago de un crédito fiscal.
El embargo fue aplicado a finales de mayo y la empresa promovió un amparo para impugnarlo.
El pasado 29 de abril, Alsea informó a la Bolsa Mexicana de Valores que el SAT le había confirmado una deuda de 3 mil 881 millones de pesos, fincada originalmente en 2018 y derivada de la compra de la cadena Vips en 2014 a un precio supuestamente por debajo del valor real.
En sus estados financieros dictaminados de 2021, Alsea sólo mencionó otro crédito fiscal relevante, que arrastran las empresas a las que compró la cadena Italianni’s, pero aclaró que las firmas vendedoras se harían responsables del pago al SAT.
Ambas deudas aun están en litigio, pero el Código Fiscal de la Federación permite al SAT aplicar embargos precautorios cuando existan créditos fiscales no garantizados por el contribuyente, o cuando la garantía sea insuficiente para cubrirlos.
El pasado 15 de junio una jueza concedió una suspensión definitiva contra el embargo, lo cual permite a Alsea acceder a todos los fondos de sus cuentas en Santander, BBVA y Citibanamex mientras se tramita el juicio, siempre y cuando garantice el monto del crédito fiscal.
Pero Alsea considera que no tiene por qué exhibir una garantía porque litiga en paralelo la nulidad contra el crédito fiscal.