Por: Hugo Morales Lozano

Ya han pasado más de diez años desde que dejamos de llamarlo almohadilla o símbolo de gato al ahora conocido “hashtag”, su popularidad inició en Twitter como una manera de etiquetar las publicaciones con palabras clave o temas en general, su creador fue Chris Messina, un consultor americano que vio la oportunidad y propuso este término a los fundadores de dicha red social. Hoy en día, esta herramienta es utilizada por muchas marcas a nivel mundial, y hasta tiene el poder de impulsar movimientos sociales.

Si crees que #tienes #que #escribir #de esta manera, te invito a que continúes leyendo la columna, porque no es la manera correcta de hacerlo. Cuando haces clic en un hashtag, exclusivamente en redes sociales, obtienes todos los mensajes que la gente está haciendo sobre un tema específico, por ejemplo #MeToo se utilizó para denunciar la agresión y el acoso sexual, y #UnDíaSinMujeres para protestar contra la desigualdad y la violencia de género en México, y éstos no sólo obtuvieron cinco mensajes, sino millones en internet, por su capacidad de viralizarse y el interés que genera en la sociedad.

Con las marcas funciona de manera similar, sus campañas publicitarias pueden ir acompañadas de un hashtag que clasifique su contenido, puede ser por un día festivo, palabras clave, slogan, nombre del negocio o algún otro elemento que pueda identificarlos con sus clientes potenciales, la gente podrá enterarse de lo que expresan, de lo que ofrecen y también opinar para bien o para mal, Twitter se ha convertido en el espacio ideal para la interacción directa entre consumidor y marca (servicio al cliente), además de que tiene un listado donde muestra qué hashtags son tendencia diariamente.

Un hashtag también tiene el poder de traer tráfico orgánico a una fanpage, como normalmente sucede en Instagram, debido a que hay unos que están especializados en eso, los usuarios que llegan contigo a través de éstos pueden convertirse en seguidores y/o likes, como pueden ser los famosos #followforfollow o #likeforlike, aunque mi recomendación siempre será utilizar los propios para crear una comunidad digital que conozca y sea leal a tu marca, ya que podrías tener seguidores del otro lado del mundo y nunca verlos reflejados en tus ventas.

Si este último párrafo se publicara en redes sociales, lo haría de esta manera: recuerda que un #hashtag sirve para expresar un mensaje y conectar con tu audiencia bajo una etiqueta, el cual puede ir antes, durante o después de tu texto, úsalos equilibradamente y notarás un impacto positivo en todo lo que publiques para ti y tu marca… ¡Esto fue la #ColumnaMarketera!

Sitio web: www.molonetmx.com

Facebook, Instagram y Twitter: @molonetmx

LinkedIn: Hugo Morales Lozano

¡Participa con tu opinión!