Es necesario que el Municipio de Aguascalientes cuente con una Planta de Valorización de Residuos Sólidos Urbanos luego de que ya no hay extensión de tierra suficiente para seguir enterrando la basura en el actual Relleno Sanitario de San Nicolás, estableció el presidente de la Asociación de Recicladores Ecológicos de Aguascalientes, Israel Ortega González.
El activista señaló que este tipo de plantas ya existen en varias ciudades de la República Mexicana y del mundo, por lo que el seguir enterrando basura significa enterrar un sinfín de posibilidades, de ahí que se necesita forzosamente la separación y habrá que checar los mecanismos y cómo la van a hacer para ver si es viable o no el proyecto.
Estableció que la persona que llegue a encabezar la siguiente administración municipal tendrá el reto de ejecutar dicho pendiente cuanto antes, toda vez que el actual Relleno Sanitario de San Nicolás está prácticamente saturado desde hace tiempo y ya no tiene capacidad para más basura, “entonces ¿por qué seguir enterrando la materia prima para la industria del reciclaje?, pues si es necesario separar, eso es un hecho. Ya no hay terrenos colindantes para seguir enterrando y eso genera un problema gravísimo”.
DISCREPANCIA. Ortega González apuntó que en promedio en México cada ser humano genera 1 kilo 200 gramos de basura, mientras que en Aguascalientes es de 1 kilo según las autoridades, lo cual es falso. “¿Cuál es la diferencia? que los pepenadores en los contenedores separan el material y no dejan que éste llegue al Relleno Sanitario. El peso lo calculan las autoridades cuando entra la basura al Relleno Sanitario”.
CASO APARTE. Estableció que a diferencia de todo el país, Aguascalientes cuenta con el sistema de contenedores y que los pepenadores ayudan bastante a que buena parte del material depositado en estos dispositivos no llegue al Relleno Sanitario.