Pasado el tiempo y tras el análisis de casos de personas que se han recuperado del COVID-19, se ha obtenido como resultado que las mujeres han sido más resilientes a la enfermedad, en tanto que los hombres presentan más estragos en su salud, dando muestra una vez más cómo es que el organismo femenino y masculino funcionan de manera distinta.
Esto lo explicó la doctora e investigadora en Ciencias Biomédicas, Ana Leonor Rivera López, quien explicó que los hombres han presentado más problemas de tipo cardiovascular que las mujeres, ante el virus SARS-CoV-2. Esto deja claro que además de las diferencias fisiológicas y ginecológicas, se tiene claro que hay distinto ritmo cardiaco, y ha llamado la atención que con COVID-19 se afecta más a los hombres que a las mujeres.

SON HOMBRES…
El 60% de los pacientes hospitalizados.
El 65% de los fallecidos.

Rivera López explicó que entre los principales hallazgos de un estudio, está que el balance entre la robustez y adaptabilidad es diferente en hombres y mujeres, lo cual significa que “ante el ataque de una enfermedad le va más mal a ellos, que a ellas”.

“Esto calza muy bien con el hecho de que las mujeres tienen una mejor esperanza de vida que los hombres, algo que se atribuía a problemas cardiovasculares, pero vemos que no es sólo por esto, sino que es una propiedad que se extiende a la fisiología completa del organismo…” Ana Leonor Rivera, especialista.