Impacta el COVID-19 en el desempleo de las mujeres en el estado tanto del mercado formal como en el informal, lo cual aumentará la brecha de desigualdad con los hombres en el mercado laboral, señaló Dafne Gissel Viramontes Ornelas, secretaria de Estudios de Género del Colegio de Economistas de Aguascalientes.

En videoconferencia de prensa, la especialista comentó que de acuerdo a cifras del INEGI, en la actualidad el 45% de las mujeres en edad productiva se encuentran trabajando o en búsqueda de un empleo, mientras que en el caso de los hombres el porcentaje es del 77% en el mercado formal. Respecto a las últimas cifras de empleo que dio a conocer el IMSS, dijo que se registró una reducción de asegurados en el estado de 2.2% en mujeres y de un 2.4% en los hombres, lo cual es un reflejo de que en el sector formal se están perdiendo empleos.

Afirmó que aunque aparentemente estas cifras reflejan una mayor pérdida de puestos laborales en hombres que en mujeres, la realidad es que esta situación tiene efectos diferenciados debido a las características que tanto hombres como mujeres enfrentan en el mercado formal.

Resaltó que en el caso de la actual crisis por la pandemia, se espera que unos de los sectores más afectados sean el comercio al pormenor y los servicios de alojamiento y de alimentos, debido a que la gente no sale a consumir ni a viajar y aparte son los que más participación tienen de mujeres, lo cual va a generar despidos y por ende, el regreso al mercado laboral va a ser más difícil para este sector que va a requerir de políticas públicas específicas.

Según estudios, indicó que cuando hay virus o pandemias también se profundizan las desigualdades de género, “es decir, es posible que todavía la participación de mujeres, de la que hablábamos del 45% de las mujeres que están en búsqueda de trabajo o en el mercado laboral, se reduzca debido a que también las absorben las labores domésticas y el cuidado del hogar, de los hijos y de la gente de la tercera edad ante COVID-19”.

Por lo anterior, consideró que es necesario que se desarrollen políticas públicas para evitar el despido de las mujeres y favorecer su reinserción a través de esquemas como un Seguro de Desempleo para aquellas que son jefas de familias, o que se les dé un apoyo durante el periodo de la pandemia.

¡Participa con tu opinión!