Siguen sin poder recuperarse las mujeres del estado y del país en el mercado laboral a causa de la pandemia, siendo éste el sector poblacional más afectado, destacó Dafne Gissel Viramontes Ornelas, secretaria de Equidad de Género del Colegio de Economistas de Aguascalientes.
La especialista comentó que en Aguascalientes los sectores más afectados donde se contratan mayormente a mujeres son el hotelero, restaurantero, el sector comercio y de servicios, así como el financiero, además de que la entidad depende mucho del turismo.
Afirmó que si bien Aguascalientes tiene ya una ligera recuperación del empleo formal, en el caso de las mujeres todavía no se puede hablar de una mejoría a niveles anteriores a la pandemia, ya que si bien hay un restablecimiento en la industria automotriz, la tasa de participación de las mujeres en dicho sector es muy baja, ya que alrededor del 78% del personal son hombres.
Estableció que, según el INEGI, antes de la pandemia en México la Participación Económicamente Activa de las mujeres era de 45.1% y con la pandemia se redujo a 41.7%, es decir una caída de 3.4%. Mientras que en el caso de los hombres la tasa de Participación previo al COVID-19 era de 76.4% y cayó en 74.2%, es decir una reducción de apenas 2.8%, lo cual refleja que la afectación se da de manera mucho más desproporcionada en las mujeres.
Otro factor que también perjudica a las mujeres es la desigual distribución del trabajo doméstico y de cuidados, luego de que, con la pandemia, la educación a distancia ha recaído principalmente en las mujeres, por lo que, de acuerdo con el INEGI, el 77% de la atención que recibían los niños de primaria fue por parte de la mamá, el 10.9% por una familiar mujer y un 7.9% por parte del papá. De esta manera las mujeres disponen de menor tiempo para realizar actividades remuneradas.
“No es casualidad que en México el 84% de las personas que salieron definitivamente del mercado laboral, son mujeres, es decir 1.3 millones, las cuales difícilmente se habrán de reinsertar ante la falta de políticas públicas que incentiven ello”.
Dafne Gissel Viramontes, Colegio de Economistas