El fuero debe seguir existiendo en el Poder Legislativo para que los diputados puedan expresarse libremente sin temor a ser demandados o ser perseguidos políticos, así lo dio a conocer el congresista del Partido Verde, Sergio Augusto López Ramírez, quien agregó que si se quita esta figura constitucional, el Congreso del Estado será ciego, sordo y mudo.
Indicó que el fuero sirve para que los legisladores pueden denunciar, alzar la voz y criticar todas acciones que considere que no son correctas tanto en la administración pública como privada, sin embargo, si se quitara de la constitución política local, los representantes populares serían sordos antes las denuncias de la gente, ciegos ante los actos de corrupción que se registraran y mudos por el temor de que si critican los hechos serían demandados y por tanto, enviados a prisión.
El diputado del Partido Verde, Sergio Augusto López Ramírez explicó que los representantes populares deben de mantener el fuero constitucional para que puedan hacer su trabajo libremente y sin ningún temor de alguien puede ejercer presión política, dejó en claro que la voz es una herramienta fundamental que tiene el legislador y sin ella, simplemente se convertiría en otro trabajador más del Poder Legislativo.
Comentó que por su parte, él se manifiesta a favor de que se mantenga el fuero para los diputados locales ya que forma parte de su función como legisladores, “si proponemos una ley o reforma que vaya en contra de los intereses de los otros poderes o gobiernos municipales, fácilmente nos pueden fincar delitos para hacer que nos desistamos”.
Sergio Augusto López Ramírez, diputado local del Partido Verde añadió que la ciudadanía requiere de legisladores críticos, que actúen con firmeza, que no tengan miedo a las represalias y que presenten iniciativas que vayan encaminadas al bienestar de la sociedad y no que el Congreso del Estado sea una oficialía de partes del Poder Ejecutivo por lo que dejó en claro que la máxima tribuna del Estado es un sitio que sin fuero solamente sería una figura decorativa del pleno legislativo.