Las veladoras no funcionaron este domingo para Necaxa, que justamente quedó fuera del repechaje del Apertura 2021 gracias a la victoria de los Pumas 4-3 sobre Cruz Azul, lo que mandó a los universitarios a la undécima posición, sacando de zona de clasificación a Necaxa, que se quedó corto en sus intenciones de avanzar a la siguiente ronda.
Aunque se ganaron seis encuentros a lo largo del año, el pecado más grande que cometieron los Rayos fue no saber rescatar puntos sufriendo nueve derrotas, la mayor cantidad en toda la liga, junto con Juárez. A pesar de este irregular torneo, los 20 puntos que tenían los Rayos antes de la jornada eran suficientes para, con un empate, soñar con el repechaje, sin embargo, salieron en una de sus peores noches ante León, lo que les costó no sólo una derrota, sino una goleada que fue lo que terminó por eliminar a Necaxa.
La diferencia de goles se convirtió en -6 con el 3-0 en León. Si se hubiera perdido por menor diferencia, se hubiera quedado por delante de Mazatlán, que terminó arriba por tener más goles a favor. Al final, el hubiera no existe y la directiva tendrá que hacer un fuerte trabajo invernal con la misión de traer algunos refuerzos que pida Pablo Guede, con la intención de que este Necaxa pueda tener un mejor 2022 y, con ello, darle una alegría a la afición, que ha visto a su equipo inmerso en un limbo durante ya varios torneos.