Después de una semana muy movida en donde Luis David triunfó en Perú el pasado miércoles, la gran cita llegó para el matador aguascalentense que encaró la final de la Copa Chenel en Móstoles, Madrid en donde compartía cartel y competía con José Fernando Molina y Víctor Hernández por un puesto en la gran final.
Cada matador enfrentó un toro de la ganadería Adolfo Martín y otro de Zacarías Moreno. Luis David fue el encargado de abrir plaza teniendo una buena presentación ante su animal que si bien no dio muchas opciones le permitió al de Aguascalientes arrancar una ovación del público que le reconoció su entrega.
Para su segundo de la tarde Luis David tuvo una importante mejoría y con su característico estilo terminó cortando una oreja después de una buena estocada con lo que parecía avanzaría a la gran final de dos que se disputará este domingo.
Sin embargo, los jueces decidieron darle el pase a la siguiente etapa a Molina y a Hernández en una decisión que levantó polémica por lo sucedido en el ruedo. Molina cortó una oreja con su primero, pero con el segundo recibió una ovación tras un aviso. Por su parte, Hernández se fue sin trofeo luego de plasmar una gran faena con el cierre de plaza, pero fallar con el acero y recibir dos avisos para darle vuelta al ruedo.
De esta forma Luis David se despidió de la Copa Chenel con una oreja, pero con el sabor amargo de no haber avanzado a la final de dos. Su hermano, Joselito, le dedicó algunas palabras asegurando que este solo es un paso más en su exitosa carrera que sigue sumando buenas actuaciones en diferentes plazas del mundo.