Una de las esperanzas más importantes que tenía México para sumar medalla se apagó entre la noche del pasado lunes y la madrugada del martes, tiempo de México, debido a la prematura eliminación de Aída Román, medallista olímpica en Londres 2012, quien, simplemente, no tuvo unos buenos juegos en Tokio 2020. Su eliminación en cuartos de final, en la modalidad por equipos, había sido un aviso para la experimentada arquera, pero, en individual, tampoco pudo llegar a instancias importantes.
En la ronda de 32, Román se enfrentó a Rihab Elwalid (Túnez) en un encuentro complicado por el fuerte viento que hacía en Japón. Román perdió el primer set, pero empató la pizarra en el segundo, a pesar de tirar un cinco en su segunda flecha. El tercer set fue para la mexicana y el cuarto fue un desastre para ambas arqueras, sobre todo para Román, que tiró un 6 y un 7, siendo salvada por un 10 que le permitió ganar el set y el partido por 6-2. Minutos después, en la ronda de 16, la azteca chocó ante Bryony Pitman (Gran Bretaña), que consiguió llevarse el primer set tirando dos dieces. En el segundo, Román empató, a pesar de tener sólo 25 puntos, ya que ambas arqueras fallaron por el viento. El tercer set fue para la inglesa, con Román fallando dos flechas, y, en el cuarto set, Román tenía que tirar un 10 para mantenerse en la pelea en su última flecha, pero tiró un espantoso 3 que la eliminó del torneo, al caer 6-2. Éste fue el último partido para ella, que se despide de Tokio. Alejandra Valencia y Ana Vázquez, por su parte, se mantienen como esperanzas de sumar presea en esta disciplina.