Uno de los clásicos más importantes que tiene el baloncesto mexicano tuvo un episodio más este jueves por la noche, cuando las Panteras de Aguascalientes recibieron, en la cancha de los Hermanos Carreón, a los Soles de Mexicali. La quinteta de casa se jugaba la temporada, necesitando obligadamente la victoria, aunada a una derrota de las Abejas, para llegar con vida a la última jornada, en lo que a playoffs se refiere.
El inicio del partido fue vibrante para las Panteras, que aprovecharon el apoyo del público para salir a la duela con todo, logrando tener una mínima ventaja de tres puntos tras el primer cuarto. Sin embargo, la gasolina parecía que se les había acabado en el segundo periodo, ya que solamente lograron anotar una triste cantidad de ocho unidades; Mexicali, por su parte, consiguió 24, logrando una diferencia de 16 que los mandó 13 arriba tras el medio tiempo.
Para el tercer cuarto, Panteras tuvo algunos destellos e intentos de reacción con Gary Ricks Mondragón y Ernesto Oglivie como principales armas, la diferencia sólo se logró recortar por un punto. A lo largo de los últimos minutos, Panteras estuvo siempre batallando para acercarse en la pizarra, pero, en el ocaso del juego, errores de Soles acercaron a Panteras a tan sólo 4 o 5 puntos. Oglivie falló la canasta para ponerse a un punto, faltando más de 30 segundos, con lo que las esperanzas se esfumaron y Soles se llevó el encuentro 83-88. Aunque las Abejas cayeron ante Astros, la derrota de Panteras los elimina de la contienda por los playoffs, sumando un año más a los fracasos que ha tenido el equipo por intentar recuperar el protagonismo en el deporte ráfaga nacional.
El mejor anotador del partido para Panteras fue Oglivie, que se fue con 28 puntos y 9 rebotes, y fue de lo más constante en la campaña para los felinos. Lucas Martínez, con 20 unidades, fue el mejor para Soles. Hoy, por la noche, se jugará el segundo de la serie, que será la despedida de esta temporada para Panteras.