La gran favorita para ganar el tenis individual femenino era sin duda Naomi Osaka, una de las atletas japonesas más fuertes del momento al ser una de las mejores tenistas del mundo, sin embargo, la encargada de encender el pebetero en Tokio no pudo avanzar a los cuartos de final.
La actividad del tenis en este martes comenzó con el duelo masculino entre Frances Tiafoe y el griego Stefanos Tsitsipas, en donde el joven griego consiguió su pase a los octavos de final luego de ganar 6-3 y 6-4.
Una vez terminado este partido, la cancha central de Tokio recibió una vez más a su favorita Naomi Osaka, quien enfrentó a la checa Marketa Vondrousová. En el primer set, la europea no tuvo problemas y derrotó en tan solo 24 minutos a la nipona por un marcador de 6-1.
Mientras que, en el segundo asalto, Marketa volvió a tener una gran actuación y a pesar de que Osaka opuso más resistencia, al final no pudo evitar su derrota de 6-4, quedando eliminada del torneo más importante de su vida.
Con este resultado, Vondrousová se convirtió en la primera tenista en conseguir su pase a los cuartos de final, y ante la ausencia de Ashleigh Barty y Naomi Osaka, las dos mejores sembradas, no cabe duda que la campeona olímpica será una verdadera sorpresa, tal y como sucedió en Rio 2016 con el campeonato de Monica Puig.