Saraí Cervantes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: A partir del 1 de mayo, todos los créditos que se otorguen en el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) estarán exentos del cobro por cuota de administración.

Carlos Martínez, director general del Infonavit, explicó que cuando un trabajador saca un crédito, se le da su escritura desde el inicio y se hacen los gastos financieros operativos en donde se les cobra una comisión de administración.

Acotó que dicha comisión de administración actualmente se cobra en los créditos de mayor valor, pero no en los más bajos, que son de las personas que menos ganan.

El director general del Instituto expuso que los trabajadores que ganan entre 9 mil y 13 mil pesos pagan 109 pesos al mes de su cuota de administración durante los 30 años de su crédito, mientras que a los que ganan entre 13 mil y 19 mil pesos se les carga una cuota de más de 140 pesos.

«Sin embargo, hoy anunciamos la eliminación de las cuotas de administración para todos los créditos que se saquen a partir del 1 de mayo», comentó en conferencia de prensa.

Martínez agregó que esto significará un ahorro para las familias que equivale a 5 mil millones de pesos anuales que el Infonavit dejaría de recibir, los cuales lo pagan 90 por ciento de los créditos que administra el Instituto, que son 5.5 millones de créditos.

Indicó que entre los beneficios que esto genera es que el costo del crédito será menor desde que sea otorgado y la colocación de soluciones de pago será más sencilla.

«Por ejemplo, un trabajador que quiera hacer una reestructura se tiene que reestructurar capital, intereses y accesorios como la cuota de administración. Al desaparecer dicha cuota de los créditos nuevos es más fácil hacer dichas reestructuras y la administración será más transparente y no habrá cobro adicional que no sea capital», aseguró.

‘Cuentas inactivas de Afores son personas que cotizaron muy poco’

Al referirse al Fondo de Pensiones para el Bienestar, Carlos Martínez señaló que es una forma diferente de administrar los recursos que ya se preveían en la reforma de 2020.

«En aquella reforma ya se preveía que las Afores mandaran al IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) los fondos después de 10 años de no reclamos, y que las cuentas inactivas del Infonavit pasarán a una reserva de administración después de 10 años», refirió.

En ese sentido, reiteró que se crea un nuevo vehículo para administrar los recursos inactivos, pero son imprescriptibles, es decir, que el trabajador o beneficiarios, en el momento que lo decidan, podrán solicitar los fondos, que no se pueden utilizar para el Presupuesto federal.

«Hay mecanismos claros de cobro. Las Afores le han regresado al IMSS mil millones de pesos. El Infonavit hizo una reserva para 129 mil trabajadores, de los cuales ya han cobrado 3 mil 700 trabajadores», apuntó.

Martínez explicó que, de los trabajadores del sistema de 1997, el 88 por ciento retira sus recursos entre los 60 y 69 años porque los que se pensionan son los que alcanzan la edad y las semanas para retirarse.

«Las cuentas inactivas son personas que cotizaron muy poco tiempo y que se jubilaron en otro régimen. El saldo promedio de las cuentas es de 6 mil pesos; son cuentas pequeñas de personas que pasaron por la formalidad y migraron a un sistema no formal o trabajan por su cuenta», puntualizó.