Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Los subsidios del Gobierno federal a los combustibles generan que sus precios aumenten y no desincentivan su ahorro por parte de la población, criticó Paolo Mauro, subdirector del Departamento de Finanzas Públicas del Fondo Monetario Internacional (FMI).

«La consecuencia negativa de todo esto es que a nivel global, lo que estamos haciendo es que no estamos brindando la señal a las personas de que debiéramos conservar energía, no estamos permitiendo que el mercado estimule a las personas a abandonar los hidrocarburos.

«Y básicamente estamos aumentando al alza el precios de los hidrocarburos a escala global, entonces, cuando uno analiza esto desde la perspectiva de los países con bajos ingresos, lo que estamos haciendo es que la vida sea más difícil para ellos porque no cuentan con facilidad para poder soportar a su población y siguen sufriendo de estos precios tan elevados de los hidrocarburos», dijo en el XXXIV Seminario Regional de Política Fiscal de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En México, desde principios de marzo pasado, se otorgan un estímulo fiscal del 100 por ciento al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a combustibles, así como un subsidio complementario acreditado vía ISR e IVA para vendedores de gasolinas y diesel, con el objetivo de mitigar el incremento del precio de los combustibles.

Además, en el País se puso en marcha el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (Pacic) para contener el alza de al menos 24 productos de la canasta básica.

Mauro sostuvo que los subsidios a energía o combustibles y alimentos son «muy onerosos». En México representan el uno por ciento del PIB.

Para el experto, se necesita ser más creativos para dar apoyos a la población y garantizar la seguridad alimentaria.

«Debiéramos garantizar la seguridad alimentaria, que todo mundo tenga alimentos a un precio decente, yo incluso consideraría la distribución directa si es que eso se requiere, para mí concebido como un derecho humano», mencionó.
… Y alertan por alzas en tasas
Las políticas monetarias restrictivas en países de América Latina para hacer frente una elevada inflación, impactarán «fuertemente» en el crecimiento y capacidad de financiamiento del sector públicos, dijo Daniel Titelman, director de División de Desarrollo Económico de la Cepal.

«En general, los bancos centrales han respondido de manera muy fuerte (a la inflación) subiendo las tasas de interés, lo que por supuesto va a tener impactos fuertes en las dinámicas de crecimiento y además va a tener impactos fuertes en la capacidad de financiamiento del sector público porque no sólo están subiendo tasas de interés fuera, sino están subiendo las tasas de interés doméstico. (…) Es un tema que también golpea la política fiscal», aseveró.

En México se han aprobado ocho aumentos, con lo que la tasa del Banco de México (Banxico) pasó de 4 por ciento en febrero de 2021 a 6.50 por ciento a mayo de este año.

Titelman también sostuvo que la lenta recuperación del mercado laboral ante la pandemia de Covid-19 será otro reto para la política fiscal.

«Ahí va a haber una demanda importante de política fiscal sobre políticas pro empleo que van a tener que tener una particularidad especial porque la pérdida de empleos y la falta de dinamismo en la creación de empleos sigue estando muy vinculada a los sectores que más golpes sufrieron con la pandemia, los sectores servicios, turismo y ahí hay un rezago que va a ser un desafío para la política fiscal», dijo.

¡Participa con tu opinión!