El costo por los derechos de conexión para el servicio de agua potable es uno de los principales rubros que impacta en el precio de las viviendas de interés social, a lo que se suman otra serie de impuestos que llegan a encarecerla, manifestó el presidente de la Cámara Nacional de Desarrolladores de Vivienda (Canadevi), Antonio Rodríguez Mirelles.

Resaltó que el valor de una casa de interés social llega a incrementarse hasta en un 42% desde el momento en que el constructor tiene que pagar los impuestos obligados para este sector como es la requisición de inmuebles, prediales, permisos del Seguro Social, Infonavit y SAR; “hemos echado números y es alrededor del 42%”.

Se trata de un sector que trabaja “a medio gas, más lento”, y es que han decidido dedicarse menos a construir casas de interés social, pues es el giro en el que menos recuperan; “sí hay interés en construir casas de este nivel, pero lo que no hay es compradores”.

Inclusive, dijo que hay empresas que tienen reservas de casas de interés social, pero al ser poca la demanda es que han decidido no arriesgarse a tener planes de expansión, dado que “en este tipo de casas antes se ganaba poco pero se vendía mucho, ahora se gana poco y además no se vende”.

Esta situación hace que la mayoría de quienes se desempeñan en esta actividad, hayan optado por irse a otro segmento como es la vivienda media y residencial que si bien “no vendemos como quisiéramos, se vende un poco más”.

Por lo anterior es que se ha buscado el apoyo de las autoridades federales y estatales a fin de que la población que requiere de este patrimonio tenga acceso y facilitarles la compra al otorgar algún subsidio.

Rodríguez Mirelles indicó que los caminos se han abierto a nivel central y también con el Gobierno del Estado; “estamos buscando un subsidio para los trabajadores que son afiliados al Infonavit, pero también para los no afiliados” y se ha dicho que hay probabilidad de que esto sea posible, pues hay gente a la que no le alcanza el crédito que tienen por ahora.

En cuanto a los pagos que se tienen que hacer ante los municipios, también se busca la manera de lograr que impacten lo menos al desarrollador, pues de ser así, el beneficiado será el que adquiera la vivienda, y es que “los derechos de agua nos impactan mucho, es el problema que tenemos”.

¡Participa con tu opinión!