El Club Rotario de Aguascalientes trabajará fuertemente en la prevención de quemaduras entre los niños, mismas que en su mayoría ocurren en casa, principalmente en la cocina; además de construir a largo plazo una Unidad de Atención de Personas Quemadas en el estado, estableció su presidente, Miguel Jiménez Puga.

Detalló que en este tema, Aguascalientes ocupa el tercer lugar nacional con mayor incidencia en la atención de quemaduras y tan sólo en el año 2014 hubo mil 914 casos donde el 95% de ellos era prevenible. “Este tema es muy complejo, casi todos los casos se dan en casa, pero curiosamente 9 de cada 10 se registran en la cocina”.

Miguel Jiménez Puga reconoció que desafortunadamente, en los hospitales públicos y privados de la entidad no cuentan con la infraestructura para atender a pacientes quemados porque resulta muy costoso.

En cuanto a quemaduras, dijo que son los cirujanos plásticos estéticos y reconstructivos quienes atienden el problema y en el estado hay 10 profesionales certificados, de los cuales solamente dos trabajan en instituciones públicas como el Hospital General de Zona 1 del IMSS y el Hospital Hidalgo. De ahí que lamentó que en las demás instituciones, por situaciones de logística, no cuentan con este tipo de médicos profesionales.

Ante tal situación, Jiménez Puga puntualizó que el Club Rotario Aguascalientes recientemente lanzó un programa para contrarrestar los accidentes por quemaduras con pláticas en primarias y secundarias de todo el estado, para sensibilizar a los niños en la prevención. “Sencillamente es más barato prevenir y por eso estamos apostando a que nuestros programas vayan encaminados a esta acción”.

Subrayó que la segunda etapa de este programa a largo plazo sería la creación de una Unidad de Atención a Personas Quemadas, que es complejo y muy caro por los aditamentos que involucra, así como su manutención. “No podemos apostar que sea en unos meses o un año, pero trabajaremos en pro de tener una mejor atención; nos hace falta que haya una unidad donde podamos dar la atención adecuada, si la tuviéramos ningún paciente se trasladaría a otro lugar”.