Lorena Becerra
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Consorcio Mexicano de Vigilancia Genómica identificó que la variante Delta, originada en la India, domina la actual tercera ola de contagios de Covid-19 en México.
Esa variante exhibe una transmisibilidad entre 3 y 4 veces mayor que la del virus original y se asocia con una mayor severidad o riesgo de hospitalización.
Según la Asociación Mexicana de Vacunología, existe evidencia que indica que la variante Delta tiene un efecto de reducción en la eficacia de las vacunas, “en especial con esquemas incompletos de vacunación”.
Estudios preliminares en otros países indican que ante la variante Delta, la vacuna Pfizer-BioNTech tiene un 88 por ciento de efectividad dos semanas después de haber recibido la segunda dosis; la vacuna Oxford/AstraZeneca tiene una efectividad de 60 por ciento.
Ambas vacunas sólo alcanzan una efectividad de 33 por ciento 21 días después de la primera dosis.
En términos de prevenir hospitalizaciones, Pfizer ha registrado una efectividad de 96 por ciento después de la segunda? dosis y AstraZeneca de 92 por ciento.