Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) elevó el monto de sus demandas y ahora exige 7 mil millones de pesos, cantidad que refieren comprende pagos de quincenas y bonos que no les han pagado desde 2015.
A 16 días de que iniciaron los bloqueos a las vías férreas en Michoacán, contrario a que la sección 18 de la CNTE ceda ante múltiples llamados de autoridades para liberar el paso, sus movilizaciones y demandas se incrementan.
En entrevista, el vocero de la Coordinadora en la entidad, Saturnino Pineda refirió que entre los adeudos que tiene el Gobierno de Silvano Aureoles y que se han sumado a la cuenta, está el de 13 bonos.
Entre éstos mencionó las primas vacacionales, el pago de normalistas y el destinado a terceros como a Fovissste o Infonavit. Además, reclamó que las autoridades de esta entidad no absorban los impuestos del aguinaldo.
De acuerdo con el Gobierno michoacano al menos 50 bonos se le concedieron a la CNTE, cantidad acumulada por concesiones realizadas al magisterio por administraciones estatales anteriores.
Según cifras oficiales, para pagar la nómina de maestros, Michoacán destina 498 millones de pesos a la quincena.
En el estado laboran 80 mil maestros; 30 mil con plaza estatal y 80 mil con plaza federal. Del total de éstos, cerca del 70 por ciento están afiliados a la CNTE.
Datos de la Dirección de Programación y Presupuesto de la Secretaría de Educación en el Estado, indican que los agremiados cuentan con bonos a la economía familiar; ayuda para gastos escolares; estímulos por años de servicio; un bono estatal de productividad equivalente al aguinaldo y un bono navideño.
Además de apoyo a la despensa; estímulo al Día del Empleado Administrativo; estímulo por actividad educativa; por el día del maestro; por la superación educativa; por carrera administrativa; para lentes, aparatos ortopédicos y prótesis; becas de transporte; calzado; de apoyo a la economía familiar; para la recuperación salarial, entre otros.
Hasta el momento, el líder magisterial Víctor Manuel Zavala y las distintas secciones acordaron que no se retirarán hasta que sean cumplidas sus demandas, tanto económicas como administrativas.
Ellos refieren que la solicitud al Gobierno federal es que se les otorgue plazas con el goce de prestaciones a 5 mil egresados de Normales y empleados que han estado laborando sin ningún pago desde 2014.
A decir de Pineda, ninguno de estos bonos ha sido ilegal.
“No son bonos inventados, son los que están ahí agendados, los que por ley nos corresponden a todos los trabajadores y que en el Estado todo el tiempo se han pagado. No es que hoy se los estemos exigiendo a este Gobernador y que los demás no lo hayan hecho.
“Todos han venido pagando puntualmente, nada más que hace tres años a la fecha el Gobierno que encabeza Silvano Aureoles es el que ha venido haciendo esta diferenciación muy cruel”, apuntó.
Advirtió que de momento no hay condiciones para que se levanten los bloqueos, al señalar que sólo han sido entregados 200 millones de pesos que saldan la primer quincena de enero, sin el pago de bonos ni prestaciones y los 800 millones restantes son condicionados por el Gobierno estatal.
Aseguraron que abrirán sus archivos para que sean auditados por la Contraloría local y no les intimida el emplazamiento del descuento.