Jorge Cano
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La economía mexicana crecerá este año 4.8 por ciento, una mejor proyección que el 3.3 por ciento previsto con anterioridad, estima el Banco de México (Banxico).
El rango de crecimiento es de 2.8 a 6.7 por ciento, con una estimación central de 4.8 por ciento, según su último informe trimestral.
El mayor escenario supone una menor debilidad a inicios de año y luego una recuperación acelerada, debido a un un impacto menor de las medidas para contener la pandemia, un impulso de la demanda externa y la reactivación de diversos sectores y del empleo.
El escenario inferior prevé mayor afectación a la economía al iniciar 2021 por la mayor duración y profundidad de las medidas contra la pandemia y la incertidumbre sobre los estímulos fiscales en diversos países.
La actividad económica recuperaría hacia finales de 2022 el nivel que tuvo al cierre de 2019, añade.
La meta enfrenta riesgos, como prolongar el distanciamiento social, retomar medidas más estrictas o que haya retrasos en la producción, distribución o aplicación de las vacunas.
“(También) que se observen reducciones en la calificación de la deuda soberana y la de Pemex, lo que afectaría el acceso a los mercados financieros”, añade.
Alejandro Díaz de León, Gobernador de Banxico, señaló como otro riesgo que no haya un acuerdo sobre el outsourcing, que proteja el empleo y los derechos de los trabajadores al tiempo que logre una asignación eficiente y flexible del factor trabajo.
Para 2021, el banco central espera un aumento de entre 250 mil y 570 mil puestos de trabajo formales, cifras superiores al del informe anterior donde se esperaba un incremento de entre 150 mil y 500 mil puestos de trabajo.