El futbol tiene esa magia que lo hace impredecible y que de un momento a otro te puede cambiar de ir en el fondo de un torneo a la posibilidad de meterte entre las mejores solo con un par de buenos juegos. Esta es la situación que viven las Centellas que tras un pésimo inicio de temporada han recuperado terreno y este lunes sumaron su segundo triunfo consecutivo y tercero de la temporada que las hace soñar con su primera liguilla en la historia del club.
Necaxa recibió en punto de las 17:00 horas al peor equipo de la liga, Mazatlán. Jesús Palacios salió con Lupita Olvera; Lucía Muñoz, Andrea Martínez, Karen de León, Fanny Grano, Alejandra Tovar; Sabina Velázquez, Paulina Castro, Kim Lagarde; Samantha Calvillo y Flor Rodríguez. Desde los primeros instantes se notó que Centellas iría con todo por esos tres puntos y apenas al minuto seis una mano clarísima les dio la oportunidad de adelantarse en el marcador.
Fanny Grano cobró desde los once pasos, pero falló su disparo. Sin embargo, el penal se repitió ya que la portera se movió antes, lo que le dio otro chance a Grano que cambió su cobro mandando la pelota cruzada que por fuerza terminó en el fondo de las redes. El partido cayó en un bache con pocas llegadas, pero en el agregado del primer tiempo Samantha Calvillo hizo una gran jugada quitándose a dos rivales para entrar al área y barriéndose anotar el segundo para Centellas, que fue festejado con un baile entre las jugadoras mostrando el gran ánimo que tenían con la victoria parcial.
Al 55′ Calvillo se perdió la oportunidad de anotar su doblete en un mano a mano contra la arquera visitante que terminó en una buena atajada de Mariana Zárraga. El partido prácticamente se definió al 64′ cuando otra vez Calvillo se fue sola ante la portería visitante, esta vez Calvillo sirvió para Sabina Velázquez que sin arquera definió con pierna zurda para darle la victoria 3-0 a las Centellas.
Estos tres puntos le dieron un gran impulso a Centellas que llega a 10 unidades en el torneo subiendo hasta la novena posición a tan solo dos puntos de la zona de liguilla. El cuadro albirrojo sueña con poderse meter a la fiesta grande del futbol mexicano femenil y la próxima semana tendrá buena chance de seguir sumando cuando visiten a León que es rival directo por ese octavo puesto de la tabla.