Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: México ha experimentado un aumento significativo en los ataques cibernéticos de denegación de servicio distribuido (DDoS, por sus siglas en inglés), lo que plantea preocupaciones sobre la integridad del proceso electoral, advirtió Netscout Systems.

Durante las últimas semanas, varios sitios web relacionados con las elecciones y partidos políticos han sido blanco de ataques DDoS, los cuales buscan sobrecargar los servidores con un flujo masivo de tráfico malicioso para dejar los servicios inaccesibles para los usuarios legítimos, explicó la firma.

Estos ataques han afectado la capacidad de difusión de información y han generado incertidumbre entre la ciudadanía respecto a la fiabilidad de los sistemas electorales, aseveró.

«Los ataques DDoS representan una seria amenaza para la estabilidad y la seguridad durante el proceso electoral. Al perturbar la comunicación y la transparencia en línea, socavan la confianza en el sistema democrático y obstaculizan la participación cívica informada.

«Además, estos ataques pueden ser utilizados como una táctica para influir en los resultados electorales al desestabilizar las plataformas de información y comunicación de los candidatos, partidos y del INE», indicó la firma en un comunicado.

Tan sólo en el segundo semestre de 2023, México registró un total de mil 711 ataques DDoS, de acuerdo con un reporte de la empresa global de soluciones de ciberseguridad, lo cual plantea un panorama crítico.

«Es imperativo que las autoridades gubernamentales, los organismos electorales y los proveedores de servicios en línea trabajen en estrecha colaboración para mitigar los efectos de estos ataques y salvaguardar la integridad del proceso democrático», indicó Jorge Tsuchiya, director regional de México en Netscout.

En un momento crucial para la democracia en México, es fundamental que se proteja la infraestructura digital contra cualquier intento de interferencia maliciosa, expuso.

Fortinet coincidió en señalar que ante el periodo electoral que se acerca, las entidades deben estar conscientes de las amenazas potenciales que existen para poder adoptar medidas proactivas y proteger la democracia.

«Es necesario crear una cultura de ciberconciencia que incluya a cada ciudadano, funcionarios y legisladores de las entidades públicas, y a las empresas del sector privado», comentó Marc Asturias, VP de Mercadeo y vertical de Gobierno para América Latina, Caribe y Canadá en Fortinet.