José de Jesús López de Lara

Los policías estatales del Grupo Motorizado “Dragones” de la Policía Estatal, lograron la captura de dos distribuidores de droga que se dedicaban a la venta golosinas elaboradas con marihuana.
Al momento de su captura, les fueron asegurados cuatro recipientes con casi un kilogramo de marihuana, así como una gran cantidad de golosinas que contenían dicha droga.
Los sospechosos fueron identificados como Gibrán, de 38 años, originario del Estado de Durango y Eduardo, de 39 años, originario de la Ciudad de México.
Fue a raíz de una serie de denuncias que se habían recibido en la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Aguascalientes, donde se aseguraba que a las afueras de varias escuelas secundarias ubicadas al oriente de la ciudad, operaban dos personas del sexo masculino que se dedicaban a la venta de dulces elaborados con marihuana.
Durante varios días se implementó un operativo especial por parte del área de Inteligencia de la Policía Estatal, lográndose recopilar información acerca de las personas sospechosas y su modus operandi.
Fue así que el lunes desde temprana hora los policías estatales del Grupo de Operaciones Especiales y del Grupo Motorizado “Dragones” implementaron un operativo de vigilancia a las afueras de los planteles educativos.
De esta manera fue que los policías estatales lograron ubicar a los sospechosos cuando se desplazaban por avenida Siglo XXI Oriente en un automóvil Renault Logan, color arena y placas de circulación de la Ciudad de México, cuyos tripulantes al percatarse de la presencia policiaca intentaron escapar hacia la calle Atotonitlán, en el fraccionamiento Solidaridad I.
Fueron oficiales del Grupo Motorizado “Dragones” quienes fueron en su persecución y con apoyo de una patrulla de la Policía Estatal se logró interceptar y detener a Gibrán y a Eduardo, quienes fueron sometidos a una revisión corporal sin que se les encontrara nada ilegal entre sus pertenencias.
Sin embargo, al momento de registrar el interior del coche Renault Logan, con apoyo de policías estatales del Grupo Canino K-9, se localizaron cuatro recipientes que contenían 710 gramos de marihuana; además de galletas, dulces y bolsas de palomitas de maíz elaborados con cannabis, todo lo cual fue asegurado.