Como parte de la maximización de los derechos humanos, en su vertiente político-electoral del sufragio, en el presente Proceso Electoral Concurrente 2023-2024, las personas que se encuentren en prisión preventiva, recluidas en algún centro penitenciario del país, tendrán la posibilidad de votar.

La prisión preventiva consiste en encarcelar a las personas que hayan sido acusadas de cometer un delito, pero que aún no han sido sentenciadas o condenadas.

La Comisión del Registro Federal de Electores del INE emitió los Lineamientos para la conformación de la Lista Nominal de Electores en Prisión Preventiva, los cuales definen a las personas reclusas que podrán votar por la Presidencia de la República; así como en los comicios locales de Chiapas y de la Ciudad de México para los cargos de la Gubernatura, Jefatura de Gobierno, diputaciones, ayuntamientos y alcaldías, respectivamente, mientras que, en el caso de Hidalgo, por diputaciones locales y municipalidades, en virtud de que este tipo de votación ya está incorporada en la legislación electoral de dichas entidades y, por tanto, tiene el carácter de obligatoria.

Los Lineamientos establecen que las Secretarías de Seguridad Pública, federales y locales, debieron proporcionar, con corte al treinta y uno de diciembre de dos mil veintitrés, una base de datos de las personas recluidas sin sentencia condenatoria, a la cual se realiza una verificación de situación registral para identificar aquellos casos inscritos y no inscritos, en el Padrón Electoral o en la Lista Nominal de Electores.

También deberán proporcionar una ficha de registro y antropométrica de las personas en prisión preventiva, para llevar a cabo la comprobación de las huellas digitales y la fotografía correspondiente.

Todo lo anterior, con la finalidad de crear la Lista Nominal de persona en prisión preventiva.

Del veinticinco al treinta y uno de enero del presente año, a las personas recluidas en prisión preventiva, el INE les hizo llegar una carta invitación junto con la solicitud individual de inscripción a la Lista Nominal del Electorado en Prisión Preventiva, para que los reclusos manifestaran su intención de ejercer su derecho al sufragio por la vía presencial anticipada, mediante el llenado, firma y/o estampado de huella digital y entrega de la solicitud individual de inscripción.

Así, conforme a los Lineamientos, las personas recluidas interesadas en participar en las elecciones de este año, deberán cumplir con los siguientes requisitos: estar inscritas en la Lista Nominal de persona en prisión preventiva, encontrarse en prisión preventiva en un centro penitenciario y no tener suspendidos sus derechos político-electorales por sentencia condenatoria.

Por su parte, el INE les hará llegar el documento con el resumen de las opciones electorales de los partidos políticos, para que puedan emitir un voto informado.

Dicho instituto llevará a cabo el procedimiento de votación anticipada en el periodo del seis al veinte de mayo del año en curso, a través de la instalación de mamparas especiales dentro de los centros penitenciarios para garantizar la emisión del voto de forma libre y secreta. A los votantes se les entregarán sobres que contendrán las boletas para elecciones federales y locales, según sea el caso.

Las boletas electorales, contenidas en los sobres debidamente cerrados y sellados por la autoridad, serán contabilizadas por las y los funcionarios de la Mesa de Escrutinio y Cómputo respectiva, el día de la elección.

Este ejercicio será paradigmático e histórico, gracias a la interpretación evolutiva del derecho al voto y del principio de la presunción de inocencia que realizaron la Suprema Corte de Justicia de la Nación, diversos tribunales internacionales y la Sala Superior del TEPJF, con el objetivo de ampliar el alcance y la protección de los derechos humanos, con miras a lograr su plena efectividad.