Jorge Ricardo Nicolás
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que las personas violentas, igual que las corruptas, ya no van a estar de moda y van a caer mal.

“El que empieza a mantener actitudes violentas se desprestigia, no es bien visto, ya eso no va a estar de moda, el prepotente, el violento va a caer mal igual que el corrupto, ¿por qué? porque ya se está llevando una transformación”, explicó.

El Mandatario aseveró que las personas que son parte de la delincuencia organizada caen en esas actitudes, pero recalcó que su Gobierno no enfrentará la violencia con la fuerza.

Durante su visita a Putla Villa de Guerrero, Oaxaca, aseguró que los hechos ocurridos ayer en Culiacán, Sonora, se salieron de control, pero que las acciones realizadas estuvieron respaldadas por él.

“Tuve que respaldar la decisión que tomó el Gabinete de seguridad, me informaron que iban a detener a un presunto delincuente famoso y los rodearon. Se puso muy difícil la situación y estaba en riesgo la población. Hoy en la mañana lo dije: ‘no vamos a poner en riesgo a la población, no puede ser que la captura de un presunto delincuente valga más que la vida de las personas’.

“Ahora no tengo el informe pero estoy seguro de que Culiacán ya está normalizado, si se hubiera dado la orden de mantener a costa de lo que fuera el operativo, estoy seguro que no estaríamos ahora en paz, con la tranquilidad que ya están en Mazatlán que están en Sinaloa y que estamos en todo México”, indicó.

Señaló que sus adversarios han calificado sus decisiones como debilidad del Estado, lo que va a generar que la delincuencia se fortalezca.

“Pueden decir que se mostró debilidad del Estado y que se va a fortalecer la delincuencia, no, esto no es así esto no es asunto del uso de la fuerza, ya decía Juárez nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho y no se puede enfrentar la fuerza con la fuerza”, expresó.