Mayolo López
Agencia Reforma

Cd. de México, México .-El ex candidato presidencial Ricardo Anaya acompañó a Yadira, une enfermera responsable de aplicar pruebas Covid-19, en su travesía desde Ixtapaluca hasta la clínica 41 del IMSS, en Magdalena de las Salinas, en la Alcaldía Gustavo A. Madero.

Anaya durmió en el domicilio de la enfermera, se despertó a las cuatro de la mañana, salió con ella media hora hora después para tomar una combi y luego el Metro, en un trayecto de dos horas y media.

“Para que ustedes vean el esfuerzo que hace”, explicó el queretano en uno más de los videos que difunde en esta nueva etapa proselitista.

“En Ixtapaluca, en casa de Yadi, nos dieron las doce de la noche, cenando, platicando. Me invitaron y me quedé a dormir allí en su casa. Y como siempre lo hace para ir a trabajar, nos despertamos a las cuatro de la mañana, para salir de su casa a las cuatro y media”, describió.

Anaya y la enfermera salen en penumbras para tomar la combi después de caminar media hora.

“La verdad sí me da mucho miedo salir tan temprano y que todo esté oscuro”, dice Yadira en el testimonio que presenta el panista.

“Hasta el metro Santa Martha, nos aventamos 45 minutos en la combi”, relata un Anaya apretujado en la combi, protegido con cubrebocas.

Aun sin luz natural, el queretano y Yadira toman el Metro Santa Martha al filo de las seis de la mañana, para trasladarse al metro Pantitlán y de allí a Balderas.

“Me dio muchísimo gusto que no haya una sola persona que le haga caso a López Obrador en su locura de no querer usar el cubrebocas”, celebró.

Luego de Balderas a la Estación 18 de Marzo y de allí a Lindavista. Anaya se despide de Yadira frente a la clínica chocando su codo con el de ella.