Salvador Rodríguez López

El servidor público debe de ser neutral en su trabajo, además de velar siempre por el bien general, requisitos a los que no se apega el encargado de la coordinación de movilidad, Gustavo Gutiérrez, que antes de que la comisión que revisa si procede un aumento a la tarifa del transporte urbano ya ratificó su veredicto.

Previamente señaló que a  más tardar el 31 de marzo sería el alza en apego a lo que dispone la legislación y ahora argumenta que “el encarecimiento del dólar y del petróleo” son factores para que se otorgue el incremento, por lo que cabe preguntar ¿Si la divisa estadounidense llega tener una reducción drástica, también disminuirían las tarifas, o se mantendría la política del azadón?

De otorgarse en dos semanas, como lo anticipa, sería el segundo incremento en tres meses, lo cual, antes de autorizarlo debe sopesarse si es de justicia y hasta dónde perjudicaría la imagen gubernamental, porque no es cuestión de enchílame la otra ya que bajaría unos puntos de aceptación que se tiene de la autoridad, al afectar el bolsillo de más de 300 mil aguascalentenses que todos los días utilizan el autobús.

El funcionario, en plan de analista mercantil, aseguró que “el comportamiento que existe en los mercados financieros internacionales tendría repercusión en corto plazo de continuar con la misma tendencia”, lo que haría inevitable la revisión de las tarifas, puesto que las refacciones de las unidades son cotizadas con base en la moneda de los Estados Unidos.

La cuestión radica en que por el poco tiempo que tienen en circulación los autobuses de fabricación china no requerían refacciones en poco tiempo, por lo que en este caso habría un período para la adquisición de ese material y seguramente para entonces ya se habría estabilizado el mercado cambiario.

Gutiérrez de la Torre sólo mira en una sola dirección, por lo que antes de que el o los concesionarios presenten la solicitud y que además esté plenamente justificado él ya adelantó vísperas, sin que por asomo lo haga por los usuarios, que al subir el costo de la moneda mexicana decrece su capacidad de compra.

En la búsqueda de atenuar su versión, el responsable de movilidad en el estado reflexionó que “si el dólar vuelve a bajar y está en promedio de los 19 pesos o menos, que era su precio en diciembre cuando se les aumentó dos pesos la tarifa, los concesionarios no tendrían justificación alguna para solicitar un nuevo incremento”.

Una costumbre muy enraizada entre algunos titulares de dependencias públicas es “soltar” comentarios o interpretaciones sobre algún tema que de antemano saben va a provocar  reacciones de rechazo, a manera de ir preparando el terreno y justificar lo que está en ciernes o que tal vez ya está decidido.

Como en todo negocio es lícito tener una ganancia, pero ésta tiene que ir en concordancia con el nivel económico de quien paga el servicio o adquiere la mercancía, de lo contrario se pierde todo principio de igualdad al quedar el pueblo indefenso y obligado a pagar lo que le exigen, ya que no tiene otra forma para trasladarse.

Falta muy poco tiempo para conocer el desenlace de este melodrama, que en el más alto nivel deberían evitar un golpe más al bolsillo de los usuarios, además que los viejos vicios del transporte lo reciclaron los actuales concesionarios.

CONEXIÓN A MODO

Si se cumple el vaticinio del secretario de Obras Públicas del Estado de Aguascalientes (SOPEA), Noel Mata Atilano, de que en un plazo no mayor de de tres semanas se tendrá el fallo para el libramiento carretero poniente, podría esperarse que a la conclusión de esta administración se obtenga un avance considerable y hasta con un poco de suerte esté en operación.

Al igual que sucede con el Distrito de Riego 01, es una obra que ha sido utilizada en cada gobierno para prometer y comprometer que “esta vez” sí estará concluida y en actividad, pero se llega el final del sexenio y el nuevo titular del Ejecutivo recibe como herencia las carpetas que contiene el adelanto que lleva..

Como sus antecesores, el funcionario aseguró que “avanza en tiempo y forma el proceso de licitación”, por lo que confía que sí podría terminarse, obra en que por una parte se invierten recursos públicos pero al intervenir la iniciativa privada se convierte en camino de cuota, para ello se anuncia que habrá una o dos casetas de cobro, por lo que todos los que transiten por ese lugar tendrán que apoquinar y aún sin estar concluida ya tiene un número elevado de causantes cautivos, que son los miles de camiones de carga y de pasajeros a quienes, llegado el momento, se les prohibirá utilizar el tercer anillo de circunvalación en su paso por la ciudad, por lo que su única opción será el libramiento.

Con lo anterior, la empresa tiene desde el primer día un ingreso seguro, haciendo del libramiento un negocio mejor que el de las vías de cuota ya que parte del tránsito lo hace por las carreteras federales que no obstante el pésimo estado en que se encuentran les ahorran cientos de pesos a los viajeros.

Mata Atilano aseguró que “a más tardar el último día de este mes” la dependencia a su cargo tendrá en su poder las propuestas técnicas, de las ocho empresas interesadas en llevar a cabo la obra, por lo que el 10 de abril se conocerá quien  fue la ganadora.

Según el calendario que tiene la dependencia, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) le da seguimiento a los avances que tienen lugar y “una vez que se emita el fallo de la licitación, se podrá iniciar los trabajos de acompañamiento a quien se hará cargo de la obra para que puedan comenzar los trabajos a más tardar en el mes de julio de este año y concluir el libramiento en diciembre de 2021, para que en los primeros días de 2022 entre en operación”, año en el que termina la gestión del gobernador Martín Orozco Sandoval.

De concluirse en el tiempo previsto, el mandatario estatal habrá entregado dos obras de vital importancia y que por diferentes razones fueron arrinconadas por sus antecesores, como es el nuevo Hospital Miguel Hidalgo, ya en funcionamiento y la desviación carretera poniente, que por ahora está en vías de lograrse y que ojalá sea una realidad, para de esta manera terminar con el permanente peligro que hay en todas las colonias que colindan con el tercer anillo, puesto que personas y vehículos tienen que utilizar o cruzar por ese sector y al hacerlo entre los camiones pesados están expuestos a un accidente, lo que ha dejado una estela de dolor y muerte durante varios años.

Es una situación que no va a terminarse por el solo hecho de que ya no transite ese tipo de unidades, de cualquier manera reduce drásticamente las posibilidades, de ahí la importancia que finalice y con ello se aporte un gran beneficio a la ciudad y al estado, principalmente a los habitantes de ese amplio sector.

LALO DE LA CERDA

En familia, las amistades, los compañeros de trabajo y de profesión le decían simplemente Lalo, una manera cariñosa de dirigirse a quien supo ganarse con su trato el respeto y la simpatía. Con el fallecimiento del doctor Eduardo de la Cerda González termina una vida fructífera, que supo dar todo de sí en todas las tareas que acometió. Como líder de la Asociación de Catedráticos e Investigadores de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (ACIUAA) defendió ardorosamente los derechos de sus compañeros, bandera que enarboló en las reuniones de la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (CONTU), plataforma desde la cual luchó vehementemente porque se ampliara el apoyo federal a las instituciones de provincia y no sólo a la UNAM y el Politécnico, que se llevan la mayor tajada. Ya retirado de la cátedra y de las lides sindicales, continuó con su profesión de médico y llegó al final a sabiendas que supo cumplir con cada uno de sus misiones que le dio el Creador. Un saludo fraternal para su familia y a cada uno de sus hermanos y hermanas, que desde la partida de Domingo Jr., no habían tenido otro crespón, pero deja la satisfacción de haber sabido dar todo en beneficio de los demás.

¡Participa con tu opinión!