Ante el crecimiento industrial local y las demandas de producción de las empresas, un nuevo nicho de negocio surge en Aguascalientes, al requerir un servicio de transporte en vehículos para trabajadores, funcionarios o ejecutivos que concluyen sus jornadas laborales a altas horas de la noche, reveló el presidente del CCEA, Pedro de la Serna López.

Estos servicios son requeridos por la industria de gran tamaño, la cual continuará instalándose en el Estado, por lo que la población especializada en el servicio de transporte podría aprovechar esas oportunidades de trabajo, apuntó.

Las industrias de minería, de autopartes y de todo el ramo de la transformación se encuentran en franca demanda de mejores servicios de transportes de personal, y actualmente se calcula que diariamente se movilizan más de seis mil personas por este sistema, tan sólo de las empresas de tamaño mediano y grande.

Para las empresas de transporte de personal se mantiene un nicho de mercado en crecimiento y con oportunidades de expansión, que habrán de aprovecharse en su momento.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial comentó que el servicio de transporte de personal no existía hace varios años, y a medida de que creció la industria, las necesidades también y se vieron obligadas a solicitar el servicio de personal en muchas modalidades como autobuses y camionetas de pasajeros de mediano tamaño.

Empero últimamente, dijo que las empresas están empleando mucho vehículos, ese servicio están poniéndolos para sus funcionarios o trabajadores que salen a altas horas de la noche, a fin de que se trasladen de manera segura hacia su casa.

Respecto al incremento de las gasolinas para el primero de enero de 2017, el dirigente de la IP en Aguascalientes criticó tal medida, ya que una reforma energética que fue aprobada por el Congreso de la Unión, deja mucho que desear para la iniciativa privada, pues no ha estado generando resultados que esperaba el empresariado.

“Nadie puede hablar bien sobre el aumento de las gasolinas, aunque se vaya a poder elegir entre varias empresas que entrarán a prestar este servicio, pero en los hechos la libre competencia debería reducir los precios, no incrementarlos, así como debería mejorarse la calidad de los combustibles”.

Se espera que la liberación del mercado de las gasolinas se traduzca en productos de calidad y que ello permita reducir el consumo de esos productos, y por ende en una reducción en los gastos por ese concepto, ya que si esos costos suben, el empresariado se ve obligado a repercutirlo en los precios finales de sus productos o servicios, recalcó.

Un durísimo golpe se avecina, por lo que se espera que el gobierno federal haga algo para aminorar el impacto económico que se aproxima para el empresariado.

La IP esperaba de la reforma energética que acelerara la libre competencia de las gasolinas, que Pemex relaje un poco su forma de trabajar y permita que se le ayude, que haga alianzas con la industria nacional e internacional para mejorar procesos, abatir costos y mejorar la calidad de gasolina, redundando en un menor consumo de carburante por parte de los motores, recalcó.

Finalmente, el dirigente de la cúpula empresarial coincidió con la advertencia de la CEPAL en el sentido de que si Estados Unidos modifica el tratado de libre comercio con México, la economía nacional entraría en una recesión, motivo por el cual tales decisiones deben analizarse más de dos veces, porque se frenarían las economías de ambas naciones.