RODRIGO ÁVALOS ARIZMENDI

La semana pasada observé con interés el reporte de Arias Consultores que recién sacó la evaluación de los gobernadores en lo que sería el último corte del año. En ese reporte se puede ver cuáles son los gobernadores que de acuerdo a las encuestas de cada uno de sus estados, indican el índice de aprobación ciudadana. El observar el análisis de todos los estados del país es interesante, pues nos indica si los gobernadores están cumpliendo y por ende trabajando a favor de sus estados en asuntos de importancia como lo sería el fomento de los empleos, la seguridad pública, en salud, la economía, así como la sustentabilidad de las políticas en todos sus sentidos.

Y en el caso de Aguascalientes se puede observar que el gobernador Martín Orozco Sandoval está ubicado en el top ten de los 10 mejores gobernadores del país gracias a la aprobación ciudadana de su gobierno.

El Top Ten lo encabeza el priista Quirino Ordaz Coppel, gobernador de Sinaloa con una aprobación del 61.8%. Y aquí es interesante resaltar que Ordaz Coppel ha logrado una excelente aprobación ciudadana a pesar de que su estado ha tenido problemas fuertes en lo que respecta a la inseguridad, solo es cuestión de recordar como a finales del mes de octubre ahí tuvo lugar el encontronazo de las fuerzas federales con el Cártel de Sinaloa cuando capturaron a Ovidio Guzmán, hijo del “Chapo” Guzmán, y al final tuvo que ceder el ejército ante las amenazas de ese grupo delincuencial y soltó al narcotraficante. Pero eso no influyó en el ánimo ciudadano, pues se sabía que era una situación del ámbito federal y no propiamente del estado. En el segundo lugar se encuentra el gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis del PAN, con el 57.5 de aprobación. Este gobernador ya va en su cuarto año de gobierno. En tercer lugar se encuentra otro panista: Francisco García Cabeza de Vaca que obtuvo el 54.5 % de aprobación. Tamaulipas es un estado con un índice impresionante de seguridad, principalmente en sus fronteras de Reynosa y Laredo. Sin duda este es una de las entidades más peligrosas del país. Pero a pesar de eso Cabeza de Vaca ha ido poco a poco solventando los problemas a fuerza de exigirle al Gobierno Federal los apoyos necesarios en una tarea que pareciera imposible. Tamaulipas es un estado en que sus anteriores gobernadores priistas, empezando con el ex delegado del PRI en Aguascalientes, Manuel Cavazos Lerma y enseguida Tomás Yarrington -actualmente en la cárcel en E.U. y que fue capturado en Florencia, Italia por la unidad de antinarcóticos de ese país-, Eugenio Hernández que se encuentra actualmente en la cárcel en E.U. por sus nexos con el narco, y Egidio Torre Cantú que actualmente libra una acusación por desviación de 600 millones cuando fue gobernador. Estos ex gobernadores entregaron impunemente el control de seguridad del estado tamaulipeco a los diferentes cárteles que se disputan la plaza. Hoy Cabeza de Vaca está luchando contra toda esa mafia. En cuarto lugar está el priista Omar Fayad gobernador de Hidalgo, que tiene una aprobación de 54.0 %. Esto en un estado que ha sido el paraíso del huachicol. Terrible fue la explosión del ducto en Tlahuelilpan en el mes de enero en donde murieron 91 personas y 52 quedaron seriamente lesionadas. Omar Fayad ha ido trabajando muy cerca de López Obrador para la erradicación de este tipo de robo.

En quinto lugar está el médico veterinario zootecnista Pancho Domínguez Servién, panista, gobernador de Querétaro con una aprobación del 49.4 %. Domínguez Servién gobierna un estado pujante en muchos aspectos y que cuenta con una excelente economía que le permite desarrollar interesantes programas sociales, además este gobernador es de los panistas más influyentes al interior de su partido.  Quién pronto se ubicó en el top 10 de los gobernadores fue el morenista Jaime Bonilla Valdez, que es mexicoamericano, pues tiene la doble nacionalidad e incluso también jugó hace tiempo para ser Director del Distrito de Agua de Otay en Chula Vista, California, cargo en el que ejerció del 2001 al 2012, pues fue reelecto para ese mismo cargo en 2004 y 2008. A Bonilla le gustó eso de cumplir más años en el cargo y por ello quiere ser gobernador de Baja California Norte, no los dos años por los que protestó al asumir el cargo sino por cinco. La Suprema Corte está por decidir esta situación a todas luces antidemocrática. Bonilla es un fenómeno social interesante pues la población lo apoya y alcanzó con el voto ciudadano un triunfo inapelable que terminó con la jerarquía que había alcanzado el PAN de la mano de Ernesto Rufo Apple en el año de 1989. En el séptimo lugar se ubica un joven político panista, Mauricio Vila Dosal, de 39 años de edad y actúa como gobernador de uno de los estados más bellos -y el más seguro del país-: Yucatán. Mauricio Vila vino a acabar también con la hegemonía que mantenía el PRI en ese bello estado y en poco más de un año de ejercicio ha ido practicando un gobierno efectivo y atractivo para sus conciudadanos. Él tiene una aprobación del 42.6 %. En el lugar número 8 se ubica el morenista Adán Augusto López Hernández, que mal haría si no estuviera ejerciendo un gobierno acorde a las necesidades de su estado, pues el apoyo del primer mandatario es muy relevante, tan solo la cancelación de miles de millones de pesos en cuentas atrasadas de pagos de energía eléctrica les fueron cancelados a miles de tabasqueños. En el sitio número 9 se encuentra el gobernador priista de Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna con una aprobación del 41.5 %. Y esto tiene su merito, pues gobierna la entidad en que los patriarcas son los Monreal Ávila que han hecho de Zacatecas su búnker y desde ahí se han desplegado, en base de militar en casi todos los partidos políticos para concentrar un poder político importante. El actual presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado tiene una gran cercanía con el presidente de la República. Por ello se debe reconocer la labor de Tello Cristerna a pesar de la piedra en el zapato que son los Monreal.

Y en el lugar número 10 de este Top Ten se ubica Martín Orozco Sandoval, del PAN, con el 40.3 % de aprobación ciudadana. Martín Orozco ha venido realizando un trabajo muy importante en diferentes áreas de la administración pública, principalmente en la generación de empleos, que fue una de las peticiones más sentidas durante su campaña como el fortalecimiento del impulso tecnológico y la educación para favorecer el crecimiento de la región.

Como dato interesante le comento que el peor gobernador, según la encuesta, es Cuauhtémoc Blanco Bravo con tan solo el 5.7 % de aprobación. Cuauhtémoc está peor calificado que su antecesor el perredista Graco Ramírez, que ya es mucho decir pues Graco ha sido uno de los peores gobernadores del estado de Morelos que dejó a su entidad sumida en una terrible inseguridad.

Es interesante observar que de los 10 mejores gobernadores del país, 5 son del PAN, 3 del PRI y 2 de MORENA. Esto muestra que el único partido político que puede ejercer un contrapeso político importante al partido en el poder es el PAN.

Por último permítame desearle, estimado lector, una Feliz Navidad y un buen año 2020. Dios mediante nos leeremos en este mismo espacio el próximo miércoles 8 de enero… ¡Felicidades!