En esta época, un título universitario es un requisito necesario, pero no suficiente para la integración exitosa al mundo laboral, advirtió el rector de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Francisco Javier Avelar González.

“Incorporarse a la vida universitaria y egresar de ésta con los créditos logrados es apenas el primer paso, pues a partir de ahí comienza un arduo ascenso que exige varios años de trabajo comprometido”, agregó.

En ese sentido, expuso que más allá de la capacidad intelectual y la formación académica de los muy diversos perfiles que transitan por las aulas universitarias y obtienen el título, la constancia es factor clave para cualquier profesionista que desee una vida laboral satisfactoria.

Respecto del cierre del semestre y con él, la conclusión de estudios de cientos de jóvenes en las diferentes carreras y postgrados de la Máxima Casa de Estudios, sostuvo que la eficiencia terminal y su concreción en los millares de titulados que egresan de nuestra universidad anualmente, son una forma de rendir cuentas.

Recordó que hace apenas unas semanas entregó títulos a un total de 1,355 nuevos profesionistas y postgraduados, quienes se comprometieron a ejercer sus carreras con ética, responsabilidad y humanismo, en aras de servir a la sociedad.

Avelar González destacó que la matrícula a nivel licenciatura en la UAA ha aumentado en casi un 90% en los últimos veinte años, lo cual es un fenómeno sin precedente, en principio esperanzador, pero también que supone un aumento en la competencia laboral.

Y es que por un lado implica la proliferación de personas formadas integralmente y capacitadas para realizar una gran diversidad de profesiones especializadas, con la visión de aportar a su entorno, su estado y por supuesto al país.

Pero, igualmente, el aumento de la competencia laboral exige cada vez más que los universitarios cuenten con una preparación de alta calidad académica, capacidad de adaptación y creatividad para la resolución de problemáticas.

“Este veloz aumento en el número de egresados que cada año buscan hacerse de un lugar en el sector productivo del país, permite reflexionar sobre los alcances, beneficios y responsabilidad de culminar un programa de estudios universitario”, concluyó el rector.